Inicio NOTICIAS El miedo de Arafat a ser asesinado le impidió aceptar un acuerdo sobre Jerusalén

El miedo de Arafat a ser asesinado le impidió aceptar un acuerdo sobre Jerusalén

Por
0 Comentario

(EP/AP)

El miedo a ser asesinado impidió al presidente palestino, Yasir Arafat, aceptar un acuerdo auspiciado por Estados Unidos sobre la partición de Jerusalén, a pesar de los ruegos de dirigentes árabes y mundiales, según señaló hoy su antiguo guardaespaldas.

En su primera entrevista con la prensa extranjera desde la muerte de Arafat hace un año, Mohammed Al Daya declaró a AP que cree que su jefe fue asesinado, pero no adujo pruebas ni señaló a un culpable.

La historia clínica de Arafat no establece con certeza la causa de su fallecimiento. Al Daya acompañó a Arafat durante 15 años y aparece en casi todas las fotos tomadas al difunto presidente de la Autoridad Palestina. En 2003, el guardaespaldas resultó herido por disparos de fuerzas palestinas a raíz de rivalidades personales en el entorno de Arafat. El autor de los tiros se encuentra preso y ha ofrecido públicamente sus disculpas. Al Daya dejó de ser el guardaespaldas de Arafat, pero conservó su grado de teniente coronel de las fuerzas de seguridad.

Al Daya recordó la cumbre de 2.000, cuando Arafat se reunió con el presidente estadounidense Bill Clinton y el primer ministro israelí Ehud Barak en la residencia presidencial de Camp David, cerca de Washington, en un intento de lograr un acuerdo de paz.

Arafat se negó a aceptar la cláusula sobre Jerusalén, que significaba compartir la soberanía sobre la ciudad con Israel. ‘Recuerdo una noche cuando (Arafat) se reunió con Clinton, sólo estaba yo en la puerta y Jamal, el traductor’, afirmó Al Daya. ‘Clinton trataba de convencerle para que aceptara un acuerdo sobre Jerusalén. Recuerdo la respuesta de Abú Ammar (Arafat): ‘Nadie puede obligarme a esto», señaló Al Daya, al referirse a Arafat por su pseudónimo. »Dígale a Clinton que si quiere que yo firme este acuerdo, significa que quiere invitar a todos a mi funeral, porque moriré a manos de mi propio pueblo», explicó.

‘Volvimos a nuestro cuarto y entonces el teléfono, que había estado mudo todos esos días, empezó a sonar, y empecé a recibir llamadas de líderes del mundo, incluidos los árabes, que pedían a Abu Ammar que aceptara la oferta de Clinton. Respondía con tres palabras: ‘De ninguna manera», agregó. El guardaespaldas anotó que llamaron el presidente egipcio Hosni Mubarak y el príncipe heredero de Arabia Saudí, el ahora rey Abdalá.

Sobre las declaraciones de Al Daya, el portavoz presidencial egipcio, Suleiman Awad, afirmó: ‘Yo no creería en el informe de un guardaespaldas, que siempre está fuera de la sala de los negociadores. Egipto siempre apoyó a Arafat y la causa palestina’.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat