Inicio NOTICIAS «La gran pregunta» documental sobre una controvertida película

«La gran pregunta» documental sobre una controvertida película

Por
0 Comentario

«A Gibson le gustó el filme artísticamente pero, teológicamente, no», declaró Cabras en la edición electrónica del vespertino Yediot Aharonot, donde la obra de Gibson fue exhibida aunque repudiada como «una obra del más rancio antisemitismo».

El documental, un estudio sobre «la esencia de Dios», fue rodado en el mismo estudio donde Gibson rodó ‘La Pasión’, y con su autorización los italianos Cabras y Molinari preguntaron a los actores, extras y a miembros del equipo técnico durante el rodaje. «No se trata de una película religiosa sino de una creación cinematográfica, dirigida por igual a creyentes, ateos y a quienes buscan un sentido a sus vidas».

«Nosotros buscamos una respuesta. ¿Cómo podría ser de otro modo?», dijo el director del documental. «Nunca creí que iba a encontrar respuestas, durante el rodaje, pero creí que era una forma útil de ahondar en la cuestión», agregó Cabras .

El rodaje en el plató con los escenarios que sirvieron para ‘La Pasión’, se basó en las entrevistas, según un estilo más cercano a la televisión que al cine, explicó el director.
«Cuando fui elegido para actuar en la película de Gibson pensé que rodar en ese microcosmos -comentó Cabras- sería una excelente idea. Era lógico formular nuestras preguntas en el escenario de una película sobre el más popular de los profetas de nuestra historia».

Gibson «nos permitió rodar en su plató después de ver ejemplos de otros trabajos nuestros (como documentalistas)», dijo Cabras. «Nos apoyó y hasta nos ofreció los servicios de su productora Icon» y, luego, cuando viajaba con Molinari a Los Angeles para mostrarle el documental, nos dijo que le gustó».

Pero «dos semanas después -continuó- salió a los cines ‘La Pasión de Cristo’ y la histeria (por el éxito) llegó a la cumbre, pero al tratar de comunicarnos con la productora, todo se había esfumado».

«Sólo después descubrimos la verdad. A Gibson le gustó el documental y hasta lo llamó ‘una obra maestra’, pero no le resultó confortable teológicamente y no quiso que se exhibiera», concluyó.
Cidipal

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat