Inicio NOTICIAS Israelíes, palestinos y los reparativos para la «hora cero».
Las fuentes palestinas informaron de que 70.000 hombres se postularon para el reclutamiento

Israelíes, palestinos y los reparativos para la «hora cero».
Las fuentes palestinas informaron de que 70.000 hombres se postularon para el reclutamiento

Por
0 Comentario

(EFE).- Israelíes y palestinos, cada uno con sus fuerzas de seguridad, intensifican hoy sus preparativos para la «hora cero», en la que dentro de dos semanas comenzará el desalojo de los asentamientos judíos y la evacuación de Gaza.

Miles de agentes de la policía israelí confluían en cuarteles y comisarías del sur del país para detener una posible marcha de colonos y militantes de la derecha radical hacia los asentamientos de Gush Katif, en el sur de Gaza, para impedir a la Policía y al Ejército la «Operación desconexión» de ese territorio palestino.

Las Fuerzas Armadas -que por principio no operan contra ni entre la población civil- han puesto 15.000 de sus efectivos a disposición de la Policía Nacional para garantizar el cumplimiento de la orden del Gobierno de evacuar ese territorio palestino ocupado.

Mientras, fuentes en Cisjordania, sede de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), informaban de que oficiales egipcios, y probablemente de la Unión Europea (UE) y de los Estados Unidos, participarán en el adiestramiento de una nueva fuerza para mantener el orden en las zonas evacuadas por Israel desde el 15 de agosto.

La fuerza, con unos 5.000 efectivos, estará dividida en diez batallones de 500 hombres cada uno y su comandante será Yuana Ghali -allegado al ministro del Interior Naser Yusef-, que fue miembro de la Guardia Presidencial del fallecido Yaser Arafat, y ex jefe de su Fuerza Naval en la costa de Gaza sobre el mar Mediterráneo.

Las fuentes palestinas informaron de que 70.000 hombres se postularon para el reclutamiento de esa nueva fuerza, cuya formación anunció en Ramala, en junio pasado, el general en la reserva Yusef.

Los batallones palestinos, junto con el personal del cuerpo de Seguridad Preventiva, a cargo de Rashif Abu Shbak, también actuarán como una barrera para impedir ataques de las facciones de la resistencia palestina durante la retirada israelí y la demolición de los asentamientos, que pueden durar más de dos meses.

La mayor parte de esos soldados pertenecen a las Fuerzas Palestina de Seguridad, que cumple tareas similares a las de un Ejército. Según los acuerdos de Oslo (1993), en los territorios palestinos autónomos sólo pueden servir fuerzas policiales.

El Consejo de los Asentamientos de Judea y Samaria (Cisjordania), y de Gaza (YESHA), anuncia tres concentraciones populares en tres localidades, entre ellas Sderot, junto al norte de la franja de Gaza, y una marcha multitudinaria hacia Gush Katif, que la Policía Nacional se propone impedir «por todos los medios».

El ministro de Seguridad Interior, Guidón Ezra, responsable de las operaciones de la Policía Nacional, aclaró hoy que las autoridades sólo permitirán las manifestaciones de protesta contra la retirada de Gaza si los dirigentes de YESHA se comprometen a que no marcharán después del acto hacia Gush Katif, a lo que se oponen.

Las marchas desde las localidades de Ofakim y Sderot, y desde el Parque Eshkol, están anunciadas para el martes, pero el jefe de la Policía Nacional, Moshé Karadi, las ha prohibido.

Las autoridades advierten que los agentes del orden, que van desarmados, tienen luz verde para emplear bastones, camiones de los que lanzan chorros de agua a presión, gases lacrimógenos y a la policía montada para dispersar a los manifestantes israelíes.

Los colonos y sus aliados consideran que la prohibición policial «es una grave fisura en la democracia israelí», pues atenta contra dos derechos fundamentales del ciudadano, el de protestar contra el Gobierno -que ordenó la retirada-, y la libertad de movimiento.

Portavoces del Gobierno de Ariel Sharón acusan a los «anaranjados» de amenazar al régimen democrático al ponerse por encima de las decisiones del Poder Ejecutivo, que, como en el caso de la evacuación de Gaza, cuenta con la aprobación del Parlamento y de la Corte Suprema de Justicia, que ha rechazado todos los recursos de diversas organizaciones de la derecha al cuestionar su legalidad.

«Si no les dejan expresar su protesta por medio de las manifestaciones y las marchas, la protesta saldrá por otros canales», advirtió hoy el diputado y coronel en la reserva Efi Eitam, uno de los portavoces del sionismo religioso.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat