Inicio NOTICIAS Así será el verano que viene
Un Israelí entre las colecciones de alta costura
Por Valeria Mazza

Así será el verano que viene
Un Israelí entre las colecciones de alta costura
Por Valeria Mazza

Por
0 Comentario

En América latina también hay movimiento.

Hace algunas semanas terminaron las ediciones verano 2006 en Brasil:

el Rio Fashion Week (desfiló Naomi Campbell y las top brasileñas que hoy son un boom internacional como Isabeli Fontana), y el San Pablo Fashion Week (que festejó sus 10 años con mas de cincuenta desfiles en la Bienal y en galerías de arte de la ciudad). Sobre las pasarelas carioca y paulista se vieron las consignas del verano 2006 como los colores fuertes (rojo, naranja, amarillo, fucsia y turquesa), y estampados florales, tropicales y ópticos multicolores tipo Pucci.

Las prendas que coparon las colecciones:

túnicas, vestidos románticos, faldas largas con volados, tejidos al crochet y cazadoras combinadas con minishorts (chicas: a poner en forma las piernas porque las bermudas y shorts vuelven con todo). Otra de las grandes novedades es un look que parece salido de un cuento de hadas y que está pensado para las teens. Se trata de faldas abuchonadas, con tul, superposiciones de gasas y detalles de flores y mariposas en relieve, todo en tonos pastel. Y aunque el leopardo está presente, el pitón es el nuevo hit del estampado animal.

El verano 2006 es colorido, sexy, divertido y glamoroso. Y, como estoy en Europa, quiero contarte qué proponen las marcas internacionales que definen la tendencia de cada temporada.

Valentino apostó al estilo safari con chaquetas súper femeninas combinadas con faldas en color camel, con tablas. El eligió a la brasileña Gisele Bundchen como imagen. Roberto Cavalli, fiel a sí mismo, impone los más variados estampados (todos en mil colores) en vestidos livianos, faldas largas y túnicas. Por primera vez contrató a una supermodelo:

Kate Moss es su chica del verano.

La marca Miu Miu, de Miuccia Prada, sólo utilizó los geométricos estilo vintage.

Marc Jacobs para Louis Vuitton también se inspiró en el pasado y se centró en vestidos con estampados multicolor, estilo años 40. Los Dolce & Gabbana hicieron jeans diferentes: pintados a mano con motivos florales y con recortes de encaje, y se jugaron por el pitón en trenchs y vestidos. Chanel, siempre con Karl Lagerfeld como director, sigue firme con sus clásicos trajes de tweed de algodón en la gama de los pasteles. Versace es otra de las marcas que apostó a la sastrería en versión híper sexy: trajes con chaquetas entalladas, que se llevan sobre la piel, combinadas con faldas armadas y sandalias de tacos altísimos.

Jean Paul Gaultier, por su parte, puso volados en todo: a las maxis y faldas a la rodilla, y a las mangas de blusas y camisas.

Y Gucci le dijo sí al brillo con canutillos en remeras y vestidos para el día.

Los accesorios tienen un gran protagonismo:

las carteras que marcan la tendencia son estampadas. Louis Vuitton por ejemplo, hizo un modelo con cerezas y Prada, con estampado óptico. En los zapatos, lo nuevo es el taco chino (puede ser de corcho o rafia) y las plataformas en sandalias con mil tiras. También se verán mucho las alpargatas. Los anteojos se llevan gigantes y envolventes, y los sombreros entran en escena. Se imponen los de ala levantada, como usaba Jodie Foster en Taxi Driver.

En las vidrieras hay mucho color, look hindú, remeras con bordados o con inscripciones en dorado, diseños con talle princesa en vestidos, tops y remeras, y accesorios con piedras. Y en la calle se ven polleras con volados, al mejor estilo gitana, cinturones bien anchos, ojotas con piedras y chinelas bordadas.

A fines de agosto arranca la temporada oficial de colecciones en Buenos Aires con diferentes desfiles de los diseñadores argentinos. Veremos entonces, cómo ellos han interpretado las nuevas tendencias.

El verano se acerca.
Viva

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat