Inicio NOTICIAS Algunos colonos, cansados y padeciendo las altas temperaturas, volvían hoy a sus casas

Algunos colonos, cansados y padeciendo las altas temperaturas, volvían hoy a sus casas

Por
0 Comentario

(EFE).- Cerca de 5.000 nacionalistas judíos acampan desde anoche en Kfar Maimón, localidad situada a 15 kilómetros de Gaza, para mostrar su desacuerdo con la evacuación de los asentamientos, vigilados por decenas de miles de agentes de seguridad.
cisjordania- enfrentamientos
Foto ampliada

Las autoridades israelíes prohibieron el lunes lo que iba a ser una marcha de solidaridad con los colonos que tenía previsto partir de la ciudad de Netivot, a unos 50 kilómetros de Gaza, con destino al bloque de Gush Katif, donde se concentran la mayor parte de las colonias judías en ese territorio.

Sin embargo, Kfar Maimón ha sido el punto más cercano al que han podido llegar los nacionalistas judíos, que decidirán esta noche si continúan su concentración o por el contrario la disuelven.

Tras una noche de acampada, algunos colonos, cansados y padeciendo las altas temperaturas, volvían hoy a sus casas con la intención de continuar la protestas mañana, mientras otros permanecían en la zona.

En el campamento se respiraba una atmósfera de camaradería, pero también de agotamiento. Algunos, tocados con el tradicional «kipá», se echaban la siesta aprovechando las sombras de los árboles, mientras que otros bailaban de forma enérgica y tocaban la guitarra, cantando pasajes de la Torá.

La bandera israelí, y otras de color naranja, símbolo de la solidaridad con los colonos que serán desalojados, adornaban las farolas, postes de electricidad y casetas de la zona, e incluso los polos que los simpatizantes tomaban para sofocar el calor eran del mismo color.

Familias enteras se acomodaban en la zona con todo tipo de provisiones, tiendas de campaña, sacos de dormir, mantas, comida, agua, dispuestos a aguantar los días que sean necesarios.

Decenas de ambulancias se encontraban estacionadas junto al tumulto de gente, para socorrer a aquellos a quienes el sol y el cansancio les jugaron una mala pasada.

Los colonos afirman tener la moral muy alta y aseguran que «no serán ellos los que se cansen sino el Ejército».

Sin embargo, el ministro israelí de Defensa, Shaul Mofaz, quien visitó esta mañana la Comandancia Sur del Ejército, dio órdenes expresas a las fuerzas de seguridad para que impidan a los manifestantes desplazarse de Kfar Maimón hacia el bloque de Gush Katif.

A pocos kilómetros del «campamento naranja», un grupo de soldados israelíes descansaba bajo una carpa levantada especialmente para la ocasión, mientras otros recibieron instrucciones de los altos mandos ante una situación de impredecibles consecuencias.

Yair Green, un joven de 17 años, que llegó a Kfar Maimón con un grupo de amigos desde Herzlia, al norte de Tel Aviv, declaró a EFE que tiene intención de continuar allí durante tres días «hasta que por fin consiga entrar en Gaza».

Poco después, soldados y agentes del orden se acercaron a la zona de acampada, donde los manifestantes los recibieron con cánticos litúrgicos, al tiempo que aseveraban «no tener miedo a la Policía».

«Los que no tienen libertad en la tierra de Sión, que vengan aquí y todos juntos cantaremos a Dios» proferían los manifestantes.

Por su parte, Aharon Yokel, de 31 años, acusó al Gobierno de «mentiroso» y declaró: «antes de las elecciones, (el candidato laborista) Amran Mitzan afirmó que nos iba a sacar Gaza, y por eso nosotros votamos a Sharón».

«Y ahora (el primer ministro) nos hace esto. ¿Qué pasa aquí? ¡Esto no es democracia!», se lamentó Yokel.

Las fuerzas de seguridad arrestaron esta tarde a 16 simpatizantes de los colonos con los que se enfrentaron en choques registrados al sur de Kfar Maimón.

El Consejo de Asentamientos Judíos (YESHA) denunció que los organismos de seguridad cargaron contra los concentrados y emplearon un uso excesivo de la fuerza.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat