Inicio NOTICIAS El actual gobierno nacional no sabe ni siquiera de qué se trata ni cómo actuar para combatir el terrorismo.
Entrevista con Horacio Calderóns

El actual gobierno nacional no sabe ni siquiera de qué se trata ni cómo actuar para combatir el terrorismo.
Entrevista con Horacio Calderóns

Por
0 Comentario

«Las condiciones actuales en materia de seguridad, por la escasez de recursos materiales y técnicos para contar con las medidas necesarias, acentúan el peligro de que cualquier grupo de alienados intente convertir nuevamente a la Argentina en un trágico escenario, dirigido al consumo de un auditorio cautivo que no es sino el semillero de nuevos adeptos para sus fines mesiánicos y apocalípticos.»

.

En la víspera de los atentados en Londres, Horacio Calderón pronunció estas palabras en el Centro de Oficiales de las Fuerzas Armadas; eran parte de una conferencia titulada «La guerra global, el terrorismo del siglo XXI».

.

Calderón, especialista en contraterrorismo y en asuntos de Medio Oriente y de Africa del Norte, dijo que «la Argentina es sumamente débil para repeler un atentado terrorista», que «el gobierno nacional debería prepararse para enfrentar amenazas externas, globales, regionales y domésticas» y que «debería ordenar por prioridades los objetivos en materia de contraterrorismo, reconociendo que el enemigo ya tiene células instaladas en el país».

.

Dijo también, en una entrevista posterior con LA NACION, que veía con preocupación la Cumbre de las Américas, en Mar del Plata, a la cual asistirán, en noviembre, todos los mandatarios del hemisferio, entre ellos, George W. Bush. «Será un punto sensible como hecho primario de prioridad uno, pero también habrá que proteger como espacios vacíos ciudades argentinas y de países limítrofes, como Montevideo», agregó.

.

Después de permanecer tres años en España e Italia, durante los cuales estudió el fenómeno del terrorismo internacional encarnado en Al-Qaeda, Calderón ha vuelto al país con la intención de formar un centro de análisis estratégico de amenazas globales. Antes de partir brindó declaraciones testimoniales en las causas por el atentado contra la AMIA y por el contrabando de armas a Croacia y Ecuador.

.

Tras la voladura de la embajada de Israel, en 1992, Calderón intentó vanamente advertir al entonces presidente Carlos Menem sobre otro atentado posible. No obtuvo respuesta. En 1994, la voladura de la AMIA confirmó sus presunciones.

.

«El actual gobierno nacional no sabe ni siquiera de qué se trata ni cómo actuar para combatir el terrorismo, algo que, debe reconocerse, ha heredado de sus predecesores», dijo Calderón. En la región, señaló, «todo parece encaminado a una seria confrontación a partir de una guerra étnica en Bolivia y, tal vez, en todos los Andes centrales, en la que el terrorismo podría ser usado nuevamente como arma».

.

A la amenaza islámica, según Calderón, «se suma la actividad en países limítrofes y la Argentina misma del narcoterrorismo encabezado por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que operan en conjunto con las fuerzas neoindigenistas con centro en Bolivia, aunque desplegadas en los Andes centrales».

.

Calderón dijo en su conferencia que el país, al igual que Arabia Saudita, se inscribe dentro de los llamados Estados renuentes.

.

«Por un lado, (el gobierno norteamericano) afirma públicamente que el gobierno de Néstor Kirchner coopera en la lucha contra el terrorismo, pero, por el otro, desconfía por la presencia en la administración pública de funcionarios vinculados a la izquierda iberoamericana -dijo Calderón-. En lo personal, diría que la Argentina es un país débil frente a la amenaza terrorista y que el actual gobierno es renuente, como Arabia Saudita, a encarar seriamente la guerra contra el terrorismo a nivel global o regional, sea de tipo religioso, como Al-Qaeda, o secular, como las FARC.»

.

La Argentina, repuso, no enfrenta amenazas de terrorismo separatista, como España con ETA, pero «tiene una de las colectividades judías más grandes del mundo, una excelente relación histórica con el Estado de Israel, los precedentes de los atentados de los noventa, una gran porosidad de sus fronteras, un fácil acceso a explosivos en países limítrofes y blancos relativamente fáciles».

.

Un cóctel explosivo, en definitiva.

.

Por Jorge Elías

De la Redacción de LA NACION

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat