Inicio NOTICIAS DISCURSO DE MEMORIA ACTIVA EN EL 11 ANIVERSARIO DE LA MASACRE EN AMIA – 17 DE julio de 2005

DISCURSO DE MEMORIA ACTIVA EN EL 11 ANIVERSARIO DE LA MASACRE EN AMIA – 17 DE julio de 2005

Por
0 Comentario

Ese día, a las 9.53 de la mañana, en el centro mismo de la Ciudad de Buenos Aires, terroristas asesinos volaron el edificio de la Asociación Mutual Israelita Argentina, AMIA, provocando la muerte de 85 personas. Entre ellos Andrés, el papá de mis hijas ; Noemí, hermana de Adriana y Quique; Agustín, hijo de Norma y Jorge; Andrea, hija de Sofía; Dora, esposa de Salo; Sebastián, hijo de Rosa; Abraham, esposo de Aída; Marisa, hija de Carlos. La bomba dejo más de 300 heridos y sobrevivientes como Norma, Humberto, Anita, Ana María, Silvina, Tamara, Alejandro, Luisa, Daniel. Innumerables familias destruidas.

Dos años antes, el 17 de marzo de 1992, un atentado de similares características había volado la Embajada de Israel en nuestro país, dejando un número hasta hoy indeterminado de muertos y heridos.
Ninguna investigación llevó a cabo la Corte Suprema de Justicia menemista para encontrar a los culpables y nada se hizo para prevenir futuras masacres.

El 18 de julio a las 9.53 de la mañana nuestras vidas se partieron al medio.
La bomba explotó en Pasteur 633, y al mismo tiempo explotó en el corazón de cada uno de nosotros: los hijos de los muertos, los padres, los esposos, los hermanos, los amigos.
Entonces nos dimos cuenta de que estábamos solos, y comenzamos a hacer lo que nadie haría por nosotros, por nuestros muertos y por nuestras familias: elegimos pararnos en esta vereda y no resignarnos, agrupándonos en Memoria Activa.

Y conforme pasaban los días, las semanas y los años, y el shofar seguía retumbando cada lunes dentro de nuestras cabezas, al igual que la bomba, la vereda se fue ensanchando a nuestros pies, muchas veces sin darnos cuenta.

Y entonces caminamos por los Tribunales, por la Ciudad De Buenos Aires, por Córdoba, por Paraná, por Mendoza, por Bahía Blanca, por Rosario, por La Plata, por Ushuaia, siempre desde esta misma vereda.

Y después caminamos por Barcelona, por Uruguay, por México, por Washington, siempre desde esta misma vereda.

¿Qué tiene esta vereda para atraparnos de este modo?.
Tiene un camino que se llama búsqueda de verdad.
Tiene un compromiso que se llama justicia.
Tiene un hombro que se llama contención.
Tiene una luz que se llama solidaridad.
Podríamos decir que tiene vida propia, porque muchos corazones laten dentro de ella.

Llevamos 11 años enfrentándonos a asesinos sin nombre, a vivir con la vulnerabilidad que trae la falta de seguridad.

Activemos la memoria.

La causa AMIA no tiene un solo preso real, y de acuerdo a la sentencia del Tribunal Oral Federal Nº 3 los únicos culpables que conocemos pertenecen o pertenecieron a los tres Poderes del Estado argentino.

El Poder Ejecutivo con presidentes como Menem, Duhalde o De La Rúa; con ministros como Ruckauf, Corach, Storani, Cavallo; con Secretarios de Estado como Anzorregui y Antonietti.

El Poder Judicial con jueces como Galeano, Riva Aramayo, Bonadío, Canicoba Corral; con secretarios como De Gamas, Velazco, Spina; con fiscales como Mullen y Barbaccia.

El Poder Legislativo con una comisión bicameral con integrantes como Soria, Cruchaga, Stubrin.

A partir de la sentencia del Tribunal Oral y el dictamen del veedor de la OEA Dr. Grossman, ya no caben dudas de que fue el mismo Estado el que tejió los hilos de la impunidad para quedar libre de culpa y cargo y para que jamás lleguemos a la verdad.

Tras esta sentencia lo que empieza a caer es la mentira y la inmoralidad que caracterizaron la instrucción de la causa AMIA.

Activemos la memoria.

Desde esta vereda de MEMORIA ACTIVA obtuvimos que el Juez Galeano fuese separado de la causa AMIA y posteriormente juzgado por el Consejo de la Magistratura que hizo lugar al pedido de juicio político, hoy en trámite ante el Jury de Enjuiciamiento.
Ya nadie de buena fe puede tener dudas de la enorme cantidad de irregularidades que el futuro ex juez Juan José Galeano cometió en la instrucción de la Causa AMIA, uno de los responsables de que nunca sepamos la verdad.

Desde la vereda de enfrente las querellas unificadas de AMIA y DAIA fueron y son cómplices del Juez Galeano. Apoyaron la vergonzosa instrucción porque eran parte de ella, elaboraban conjuntamente la estrategia, diseñaban las acciones y decidían con el Juez qué se hacía y qué no se hacía. Negociaron con los abogados de Telleldín. Se opusieron a la declaración de los agentes de la SIDE en el Juicio Oral, luego abandonaron el Juicio Oral por la separación de los fiscales, apelaron la sentencia, y más tarde, desfachatadamente fueron testigos de la defensa de Galeano ante el Jury de Enjuiciamiento.

Desde la vereda de enfrente se empeñaron en que no se supiera la verdad, y hoy el Presidente de la DAIA Jorge Kirszenbaum en relación al Decreto Presidencial dice que no estamos poniendo el eje donde lo debemos poner. Comprendemos su preocupación, porque que quede claro: nuestro eje es cárcel a los asesinos, cómplices y encubridores.

Luis Grinwald, actual Presidente de la AMIA se atreve a decir: «No todo lo que hicieron los dirigentes está mal o bien». «No todo lo que hizo Galeano está bien o mal». «Tenemos que dejar de culpar a los gobiernos anteriores».
No Sr. Grinwald. La culpa es de los gobiernos, de sus funcionarios, y es de los dirigentes que por intereses personales son culpables de que no se sepa la verdad. Desde Memoria Activa los señalaremos y no cejaremos en la lucha contra todos los culpables.

Desde esta vereda es legítimo preguntarnos cuáles son las razones por las que, a 11 años del ataque, los dirigentes de las instituciones judías y el actual Juez de la causa Rodolfo Canicoba Corral, salen corporativamente a defender la actuación de Galeano.
¿Qué defienden? ¿Qué pactos y acuerdos están honrando?

¿Qué es lo que logró averiguar Galeano?
Que hubo un atentado.
Que ocurrió en Pasteur 633.
Que murieron personas, ya que no supo establecer el número correcto de víctimas. 86, 85, más o menos.
Que hubo una Trafic.
Que se utilizo amonal.
Que hubo terroristas internacionales.

Todos estas brillantes conclusiones las conocimos a los pocos días y nos caímos de espaldas.

Nosotros nos paramos frente a las tumbas de nuestros muertos y nos preguntamos: ¿de qué logros están hablando?

La realidad es que después de 11 años no hay un solo detenido por la masacre de la AMIA.
La realidad es que después de 11 años no tenemos ABSOLUTAMENTE NADA.
Éste es el logro de Galeano.

Activemos la memoria.

Desde la vereda de enfrente la SIDE, la Policía Federal y la maldita policía de la Provincia de Buenos Aires y la División de Investigación Antiterrorista de Palacios, no protegieron, no investigaron, destruyeron pruebas, sembraron pistas falsas, mintieron, ocultaron y siguen ocultando, convirtiéndose en encubridores de la Masacre de la AMIA.
Desde la vereda de enfrente los ex Presidentes Duhalde y de la Rúa, continuaron sosteniendo la impunidad.
Desde la vereda de enfrente el ex Presidente Carlos Menem negoció las vidas de nuestro familiares y amigos. Máximo responsable de la impunidad.

Los familiares llevamos 11 años condenados, postergando nuestras vidas en pos de desenmascarar una justicia corrupta, adicta al poder.
No sólo soportamos la muerte, soportamos también la impunidad.
Nos arrancaron a nuestros familiares y nos robaron la posibilidad de un futuro para nuestros hijos.

Era el Estado el responsable de brindarnos protección y a cambio de eso conocimos la muerte.
Era la justicia la encargada de llegar a la verdad y a cambio de eso sus funcionarios se dedicaron a armar una causa en connivencia con los gobiernos de turno, para ocultar pactos, negociados, promesas, tapar lealtades y entregar a la sociedad una historia oficial que conforme y calle toda exigencia de justicia.

La impunidad que ha reinado en nuestro país ha sido ni más ni menos que una política de estado.

El Presidente Néstor Kirchner reconoció la responsabilidad del Estado argentino mediante el decreto 812 del 12 de Julio de 2005, responsabilidad que había sido admitida por los representantes del gobierno argentino ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA, en marzo de este año, con motivo de la denuncia que hiciera MEMORIA ACTIVA junto al CELS y al CEJIL en el año 1999.

Este reconocimiento de las violaciones de los derechos humanos por parte del Estado es, según la Comisión Interamericana de DDHH de la OEA, un hecho histórico: es la primera vez que un Estado americano produce tal reconocimiento.

El Estado argentino es responsable de no haber brindado prevención a sus ciudadanos.
El Estado argentino es responsable de no haber impartido justicia.

El gobierno del Presidente Kirchner ha tomado decisiones que debemos señalar: autorizó la declaración en el juicio oral de los agentes de la SIDE, lo que permitió confirmar la mentira de la historia oficial; no aceptó la renuncia de Galeano, hecho que permite hoy su Juicio político, y hoy reconoce la responsabilidad de la Nación.

Pero toda nuestra lucha por un futuro mejor no habrá servido de nada si el Estado argentino, a través del Gobierno de Kirchner, no concreta en los próximos meses todos los compromisos que asumió ante la OEA.

Como ciudadanos nos da bronca y duele haber tenido que llegar a la instancia de denunciar al Estado argentino ante un Tribunal Internacional, pero no tuvimos opción. Y ojalá esta acción allane el camino de todos los que luchan contra la impunidad.

La bomba fue devastadora en nuestras vidas. Nada nos fue fácil a partir de ese momento.
Los terroristas asesinaron a nuestros familiares y frente a nosotros aparecieron otros enemigos más que poderosos, la impunidad y el poder de adentro y de afuera.
Y nos atacaron con todas las armas que pudieron. Pero seguimos luchando. Nuestros enemigos no contaban con que este pedacito de vereda tan chiquito pudiera darnos tanto.

11 años después, desde este pedacito de vereda que hemos elegido, seguimos repudiando la corrupción, impunidad, mentira, entrega, complicidad, encubrimiento.
Desde MEMORIA ACTIVA seguimos y seguiremos repudiando a todos los asesinos y sus cómplices.

Es por esto que decimos que:

El día que para los gobiernos valga más la vida de la gente que su propio poder, Será Justicia.
El día que los ciudadanos argentinos dejemos de pagar sueldos de funcionarios corruptos e irresponsables, Será Justicia.
El día que no haya jueces en ninguna servilleta . Será Justicia.
El día que los funcionarios menemistas que encontraron asilo en cargos públicos en las provincias del país sean juzgados y destituidos. Será Justicia.
El día que la SIDE no maneje fondos reservados que puedan ser utilizados inescrupulosamente, Será Justicia.
El día que los organismos de seguridad se dediquen a brindar seguridad. Será Justicia.
El día que los barriles de cemento desaparezcan de las puertas de las instituciones judías, Será Justicia.
El día que contemos con grupos especializados en catástrofes que salven vidas y preserven pruebas para que no se repitan AMIA y Cromagnon, Será Justicia.
El día que la comunidad judía juzgue a los dirigentes que desde Beraja hasta acá nos traicionaron y vendieron, Será Justicia.
El día que los encubridores y cómplices sean juzgados y condenados, Será Justicia
El día que los autores materiales e intelectuales de la masacre de la AMIA sean juzgados y condenados, Será Justicia.

.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat