Inicio NOTICIAS Sólo siete de los sobrevivientes volvieron a trabajar en la AMIA

Sólo siete de los sobrevivientes volvieron a trabajar en la AMIA

Por
0 Comentario

De los más de 100 sobrevivientes del atentado contra la AMIA que trabajaban en la mutual judía en 1994, cuando una bomba demolió el edificio desde sus cimientos, hoy son sólo siete los que siguen en sus puestos. El resto fue ahuyentado por la angustia de tener a los compañeros muertos, por la jubilación y por los fantasmas del miedo a que todo vuelva a ocurrir.

Sin embargo, a 11 años del ataque, la mutual judía se levantó sobre sus ruinas, es por lo menos diez veces más grande de lo que era y adquirió una dimensión social impensable hace una década, la que permite asistir de diversos modos a más de 100.000 personas.

Daniel Pomerantz, de 42 años, uno de los sobrevivientes, ocupa el amplio despacho de director ejecutivo de la AMIA. Allí contó por primera vez públicamente cómo fue que sobrevivió a la tragedia que se llevó la vida de 85 personas. «Yo estaba en el segundo piso, a unos diez metros de mi oficina, conversando con otra persona. Hablaba con ella cuando explotó la bomba y el techo de mi oficina se desplomó. Todo se llenó de escombros. No rescaté nada. A los pocos días me entregaron mi sobretodo cubierto de polvo».

Ese día se lo llevaron al Hospital de Clínicas con heridas en la espalda y en el rostro. Pero a la noche ya estaba trabajando nuevamente en la AMIA provisional, un edificio desocupado de la calle Ayacucho 632. «Estaba sobreexcitado, hiperactivo. Había mucho por hacer.»

El sector sepelios, clave en ese momento, había quedado desierto. Todos sus integrantes murieron y los archivos fueron destruidos. Nadie conocía el circuito administrativo.

Pomerantz decidió hablar ahora. Una década le llevó procesar lo vivido. «El atentado está todo el tiempo presente y lo estará mientras no haya justicia», dijo. Desde su cargo coordina todos los departamentos de la AMIA, fundada en 1894 para atender los requerimientos de los inmigrantes judíos. La mutual creció y en 1945 construyó el edificio de la calle Pasteur 633. Trabajaban allí más de 450 personas, pero su participación se limitaba a la acción comunitaria y no tenía la magnitud de una ONG ligada con la actividad del país, ni la estructura interna actual.
La Nacion

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat