Inicio NOTICIAS Once años del ataque a la AMIA: sin presos y sin nuevas pistas

Once años del ataque a la AMIA: sin presos y sin nuevas pistas

Por
0 Comentario

Quizá suene simplista, pero la comparación es contundente. En Londres, a una semana de los atentados ya se conocieron las fotos de los asesinos. En Buenos Aires, a 11 años del ataque contra la AMIA, las únicas fotos que hay son las que les mostraba el juez Juan José Galeano a Carlos Telleldín para que inculpara a unos policías corruptos que estuvieron presos 8 años y que resultaron inocentes.

Mañana se cumplirán 11 años del peor ataque terrorista ocurrido en el país y el reclamo volverá a ser el mismo: justicia. La «pseudoinvestigación» de Galeano y el menemismo -como la denominó el año pasado el Tribunal Oral Federal 3- se derrumbó y a algunos todavía les cuesta creer que el supuesto descubrimiento de «la conexión local» no haya sido más que una fantasía.

«Es decepcionante, después de 11 años estamos en cero. Pero tenemos que creer en la Justicia porque no tenemos otras herramientas», reflexionó el nuevo presidente de la AMIA, Luis Grynwald. La herramienta judicial es la que mal desempeñó Galeano, según el Consejo de la Magistratura. Ahora parece difícil encontrar nuevas pruebas.

Grynwald encabezará el acto mañana a las 9.30 en la calle Pasteur, donde se recordará a las 85 víctimas y donde nuevamente estarán el presidente Néstor Kirchner y su esposa Cristina, que adelantó su regreso de Los Angeles para estar en el homenaje. Y estará el embajador británico.

El Gobierno tuvo esta semana un último gesto que no convenció del todo a la dirigencia judía. Reconoció la culpabilidad del Estado en el fracaso del descubrimiento de la verdad y se comprometió a indemnizar a los familiares de los muertos y a los heridos. Pero desde la presidencia de la DAIA, a cargo de Jorge Kirszenbaum, se exigió que la prioridad sea la búsqueda y juzgamiento de los culpables.

Paradójicamente, el único que está hoy en el banquillo de los acusados es Galeano. A punto de ser destituido por el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados, Galeano despotricó contra el tribunal oral que absolvió a las personas que él había procesado. Y recordó -al igual que Kirszenbaum- que ese fallo no está firme sino a consideración de la Cámara de Casación.

Pero el magistrado no podrá escapar a las múltiples evidencias que surgieron en el juicio oral sobre el modo irregular en que llevó la causa. El principal problema para él son los 400 mil dólares que se le pagaron a Telleldín para que inculpara a los policías cuyas fotografías le exhibieron en el juzgado. Según agentes de la SIDE, el pago fue pedido por el juez.

El tribunal prácticamente acusó a Galeano de haberse confabulado con el Gobierno menemista para inculpar a inocentes. Y de haber fabricado pruebas. Por ello existe una causa que lentamente lleva adelante el juez Claudio Bonadío. En ese expediente, Galeano está citado a indagatoria para dentro de un mes, cuando quizá ya no ostente su cargo.

Lucio Fernández Moores/Diario Los Andes,

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat