Inicio NOTICIAS La acusación pidió en duros términos que Galeano sea destituido

La acusación pidió en duros términos que Galeano sea destituido

Por
0 Comentario

El juicio político que se le sigue al suspendido juez Juan José Galeano por irregularidades en la causa que investiga el atentado contra la AMIA ingresó hoy en su etapa definitoria, con los alegatos finales de la defensa y la acusación, que pidió la destitución en duros términos. Estos fueron los pasos previos al veredicto, que, según se informó hoy, se conocerá el 3 de agosto.

La diputada y representante de la Comisión de Acusación del Consejo de la Magistratura, Marcela Rodríguez, ya reclamó formalmente la destitución del juez, a quien le atribuyó la máxima responsabilidad de que, «a once años del atentado contra la AMIA, estemos a foja cero».

Al exponer un enfático alegato ante el Jury de Enjuiciamiento, Rodríguez acusó al suspendido juez de haber otorgado un trato privilegiado a la querella de la DAIA, cuyo titular en su momento era Rubén Beraja, y de la AMIA, en perjuicio de los familiares de las víctimas y de Memoria Activa.

Luego, planteó lo mismo el abogado y también representante del Consejo de la Magistratura Beinmutz Szmukler. La justificación: que el accionar de Galeano en la investigación del atentado «fue el resultado de una ideología» que representa al «terrorismo de Estado».

Más tarde fue el turno de la exposición de la defensa. El defensor oficial, Mariano Maciel, en la primera parte de su discurso, aseguró que Galeano «siempre se condujo conforme a lo que entendió correspondía para averiguar la verdad».

Por su parte, el suspendido juez aseguró que «la causa AMIA fue, es y será el paradigma de la corrupción estructural de la República Argentina», debido a las numerosas irregularidades cometidas por funcionarios que debieron colaborar en el expediente.

En las últimas palabras que le concedió el Jurado de Enjuiciamiento antes de dar por concluido el debate, Galeano aseguró que «fueron innumerables los ilícitos que se fueron detectando a medida que avanzaba la investigación».

Antes de ingresar a los tribunales porteños esta mañana, el juez ya había emprendido una defensa ante la inminencia del final del juicio: aseguró que no se siente destituido y criticó «la poca seriedad de las pruebas de la acusación».

El juez suspendido afirmó, además, que si no le dan la razón en el juicio político irá «a la Corte Suprema de Justicia y, si no, a algún tribunal internacional».

«Tengo diez años de actuación en el caso confirmado por la Cámara y por Casación y aparece la historia de un complot inexistente. Hice lo mejor que pude con los medios que el Estado me dio para llegar a la verdad. Estoy casi seguro de que todo lo que está pasando es justamente por haberme acercado todo lo que pude a la verdad», añadió.

En la etapa de las declaraciones ante el jurado, dos testigos quitaron fuerza a los principales argumentos de Galeano, que apuntaron sobre todo al más «pesado» de los trece cargos que hay en su contra: el pago de 400 mil pesos/dólares al ex detenido Carlos Telleldín para que éste dijera que les dio la camioneta que se usó como coche-bomba a un grupo de policías bonaerenses.

Los testigos afirmaron que el que solicitó el pago fue el juzgado y que el decreto secreto que el juez citó para justificar la operación establecía que cualquier recompensa debía quedar registrada y ser canalizado a través de un expediente que en la Secretaría de Seguridad.

El juez, que ya está suspendido en sus funciones, podría ser suspendido a fin de mes y, si se queda sin fueros, hasta podría terminar en prisión.
Fte Clarin

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat