Inicio ISRAEL Entrevista. La doctora Malena Cohen analiza el desempeño de Israel frente a la pandemia y el éxito de la vacunación

Entrevista. La doctora Malena Cohen analiza el desempeño de Israel frente a la pandemia y el éxito de la vacunación

Por IG
0 Comentario

Itongadol/AJN.- La jefa del Servicio de Neumonología Pediátrica del Hospital Universitario Hadassah de Jerusalem, Malena Cohen-Cymberknoh, confirmó que en Israel ya se comenzaron a cerrar departamentos que se habilitaron especialmente para atender los casos de coronavirus y señaló que los números de contagios siguen en baja gracias a la exitosa campaña de vacunación.

En una entrevista con la Agencia AJN, la doctora afirmó que «hay hospitales que ya prácticamente no tienen pacientes internados» y remarcó que la única solución para superar la pandemia es la vacunación masiva.

A continuación los tramos más importantes de la entrevista:

-AJN: ¿Cómo analiza la actual situación de Israel en la lucha contra el coronavirus?

-MC: En el último mes se ve una disminución muy importante de los nuevos casos en general, pero también no sólo del numero total sino que hay muchos menos casos graves. Ya se empezaron a cerrar gran parte de los departamentos en los hospitales, que se habían abierto para pacientes con coronavirus. Hay hospitales que ya no tienen pacientes con COVID internados. Las últimas semanas se podría decir que se está volviendo de a poco a la normalidad, mientras los números de contagios continuan en disminución.

-AJN: ¿En qué etapa están de la campaña de vacunación y cómo va a continuar?

-MC: Estamos en una etapa donde ya se vacunó, se puede decir, a todas las personas por encima de los 16 años que se quisieron vacunar. En un principio se decía que las mujeres embarazadas no tenían que vacunarse, pero en los últimos meses empezamos a ver que el número de mujeres embarazadas complicadas aumentaba, incluso lamentablemente hubo mujeres que en etapas bastante avanzadas del embarazo fallecieron. Todas eran mujeres que no se habían vacunado, así que la recomendación es que se tienen que vacunar, así como todas las personas por arriba de 16 años. En este momento casi cinco millones y medio de personas ya han recibido la primera dosis de la vacuna y casi 5 millones ya completaron también la segunda dosis, y eso representa más de la mitad de la población de Israel. Las personas mayores de 70- 80 años ya están inmunizadas cerca del 90%. En el ambiente médico el porcentaje de vacunación es muy alto. En el Hospital Hadassah mas del 98% del personal ya se han vacunado. En otros hospitales, el numero es un poco menor pero an la mayoría arriba del 90%. Se podría decir que se empieza a hablar de lo que sería una inmunidad de rebaño, si bien todavía no se va a poder cumplir eso por el tema que hay mucha población joven, debajo de los 16 años, que por ahora no se puede vacunar. La vacunación tuvo un éxito muy importante. Los pacientes que se internan ahora, sobre todo los pacientes graves son todas personas que no se vacunaron. No se vio desde que se comenzó a hacer la vacunación masiva que gente que está vacunada haya sufrido de enfermedad grave ni tampoco haya fallecido. La efectividad de la vacuna de Pfizer es de más de un 95%, tal como anticipó el laboratorio. Esto es lo que permitió reabrir el mercado, las escuelas; y las actividades culturales. Ya hay recitales, ya hay obras de teatro, y ya hay exposiciones, y museos que se reabrieron. Prácticamente en todos los lugares se pide el “certificado verde”, que lo reciben las personas que se vacunaron o personas que tienen anticuerpos por haber estado contagiadas con el virus. Así que en muchos de estos lugares para entrar es necesario mostrar este certificado. Eso hizo que mucha gente que temía vacunarse o que dudaba si vacunarse o no, modifique su posición y como consecuencia aceleró el proceso de vacunación.

-AJN: ¿Cómo explica la condición de inmunidad de rebaño?

-MC: Se habla de inmunidad de rebaño no sólo para el coronavirus, por supuesto, sino también para otros virus, para otras infecciones. Se habla que para que la pandemia llegue a su fin, o sea que no haya un contagio masivo del virus, se necesita que haya por lo menos un 60 o 70% de la población vacunada, como para que los casos que haya sean muy aislados. Si en una población no hay una mayoría de personas que están vacunadas, los casos que hay pueden seguir contagiándose entre si por lo cual la pandemia no se puede suspender, no se detiene. Nosotros estamos casi logrando esos números de vacunación por lo que se espera que próximamente hayamos dejado atrás a la pandemia.

-AJN: ¿Cuánto tiempo estima puede llevar completar este proceso?

-MC: El proceso se va a completar probablemente cuando la vacunación sea indicada también a la población pediátrica, que esto puede llevar algunos meses. Hay experimentos que se hicieron sobre todo en Estados Unidos, en chicos de entre 12 y 16 años, y ya se está hablando de miles de chicos que fueron vacunados. Se ha demostrado que la vacuna es segura y también efectiva para esta población de edad. Ahora están empezando también algunos estudios en menores de 12 años, ya se está hablando de niños pequeños, incluso bebés, y cuando todo esto sea autorizado por la FDA (la Administración de Medicamentos y Alimentos de los Estados Unidos) va a ser más extenso. Probablemente en Israel en los próximos dos meses, incluso antes de la autorización final de la FDA, se comience con la vacunación masiva de los menores. Posteriormente, van a seguir habiendo casos aislados, va a ser difícil llegar a cero casos, pero ya no estaremos hablando de una pandemia, lo que será mucho mas fácil de controlar.

-AJN: En el caso de Israel, ¿se habla de la posibilidad de vacunar a niños?

-MC: Sí, ya se está hablando de vacunar a niños, de hecho cuando hay niños con enfermedades de base se autoriza, hay un protocolo en donde los niños con enfermedades crónicas, enfermedades por las que podrían estar en riesgo, con autorización de médico ya pueden ser vacunados. Yo tengo pacientes a los que autorice a vacunarse, de 12, 13 y 14 años, y la vacuna se ve que realmente es segura y efectiva. Probablemente para el invierno nuestro ya estemos hablando que la pandemia esté atrás de nosotros.

-AJN: Sobre ese aspecto, ¿se prevé en algún momento hacer una evaluación o es algo que va a llevar el tiempo?

-MC: Hoy mismo la empresa Pfizer publico que medio años después de haber recibido la vacuna, esta asegurada la inmunidad contra el virus, lo que es una excelente noticia. Ademas, se demostró que la vacuna es efectiva par las cepas que fueron surgiendo en los últimos meses. Probablemente la vacuna deba ser repetida una vez por año, como la vacuna de la gripe, pero eso se está evaluando aun.

-AJN: Desde su perspectiva, ¿cuál fue la clave del éxito de la campaña de vacunación de Israel?

-MC: Israel está muy bien preparado para recibir las vacunas. Por lo menos en un primer momento se decía que todo el tema de la cadena de frío era muy importante, el tema de poder distribuirla muy rápidamente a la población como para que esté en las condiciones optimas para poder ser dadas a las personas. Se programó todo muy bien, de tal manera que de un centro en el país se distribuya a todos lados y se fue siguiendo según el programa que se había designado desde un principio, primero el personal médico de los hospitales, las personas mayores, y se fue muy rápidamente extendiendo al resto de la población. Ademas, una cantidad muy importante de dosis se adquirieron desde un principio, y otra de las razones es que el sistema de salud en Israel permite que el cien por ciento de las personas pertenezca a uno de los cuatro grandes servicios médicos que hay. Estos cuatro servicios médicos llevan el registro de todas las personas, está todo digitalizado, no se si algo similar existe en otros países. Esto facilitó saber quiénes son las personas vacunadas, y se llevó un registro desde el principio también sobre los efectos adversos. De esta manera, a los pocos días de haber suministrado las primeras dosis, ya se podía tener una importante información que se brindó a la empresa Pfizer, y así fueron sacando conclusiones, una información muy valiosa para la empresa también, porque en los ensayos clínicos no tenían tanta cantidad de personas. Estamos hablando de cientos de miles de personas en pocos días. La gente que temía en un principio empezó a ver que la vacuna era segura, que casi no se veían efectos adversos, y al mismo tiempo, cuando se empezó a hablar del “certificado verde”, que es el que permite la entrada a diferentes lugares, ya sea recitales, teatro, y otros lugares, la gente que dudaba se convenció y aumento mucho el numero de vacunados. Seguimos aun con la indicación de usar barbijos en los lugares públicos, pero las ultimas semanas se fue reabriendo todo, o casi todo, muy de a poco. Todavía en algunos de los grados se estudia en cápsulas, no se permiten aun fiestas masivas, los cines no se re abrieron, en los lugares cerrados hay máximo de personas permitido. Está todo bastante controlado, pero ya se podría decir que nos estamos acercando a algo más o menos «normal».

-AJN: ¿Cómo funcionó en Israel el sistema de las cápsulas?

-MC: Tuvimos en Israel varias olas de contagio, y la tercera ola fue la más importante en cuanto al numero de contagios y la más extensa, fue la que más nos costó. En la primera ola de contagio probablemente se reanudó todo demasiado rápido y vimos las consecuencias en muy pocas semanas. En la segunda ya se hizo todo un poco más medido, y en la tercera ola de contagios, en donde se llegaron a números muy altos, se suspendió, los chicos estuvieron sin ir mucho tiempo a las escuelas y ahí sí, solamente a semanas de comenzar la vacunación, y solo cuando los números se detuvieron y comenzaron a descender se fue reanudando todo muy de a poco. El tema de las cápsulas es efectivo pero no cien por ciento. De hecho vimos en las escuelas, sobre todo en la tercera ola, que que los chicos se contagian y se enferman, si bien en número mucho menor, pero pueden transmitir al virus y por supuesto contagiar a otros chicos y a personas mayores. Además existe el problema que los chicos se encuentran después de hora en diferentes lugares, así que las cápsulas se mezclan también. Es una medida intermedia entre no tener nada y estar todos encerrados en las casas y abrir todo de a poco.

-AJN: ¿Qué evaluación hace de la situación que se vive en Brasil, en Argentina, en Chile con el Covid?

-MC: Creo que la solución es la vacuna, no se ve otra forma de salir de esto. En Israel incluso cuando se comenzó a vacunar a la gente, todavía las primeras semanas se veía que los casos iban en aumento, o sea no se detuvieron los casos hasta que no se vacunó un número bien importante de la población. En la Argentina sobre todo se ve y en Brasil también, el proceso de vacunación va bastante lento, y creo que todo este tiempo de la pandemia se va a extender mucho tiempo más. La solución va a ser la vacuna, no creo que haya otra solución que la vacunación masiva.

-AJN: Por último, ¿cómo se vive este momento en el Hospital Hadassah?

-MC: El Hospital Hadassah hizo algo que en un principio mucha gente lo tomó de una manera bastante severa, incluso se hablaba de que era ilegal, cuando las autoridades del Hospital dijeron que todo el personal que trabaja tenía que estar vacunado o no se les iba a permitir tratar a pacientes si no están vacunados. Finalmente se entendió que nosotros somos los que podemos trasmitir el virus y la gente viene al hospital y tenemos que darle seguridad también. Eso llevó a que el número de médicos y el personal general del Hospital se vacunen en muy poco tiempo y de hecho Hadassah es el hospital en todo el país que tiene el mayor número de personal vacunado, estamos alrededor del 99% en estos momentos. Hadassah es uno de los más grandes y más importantes entre los hospitales del país no sólo en cuanto a la atención clínica sino también en temas de investigación, pero además, al estar en Jerusalem, es el hospital que durante toda la pandemia tuvo internados la mayor cantidad de personas con Covid. Se abrieron y reabrieron departamentos, se llegó a tener un número muy importante de pacientes internados: moderados, severos y en terapia intensiva. Se puede decir que en el último mes se vio una disminución muy importante de pacientes internados, sobre todo de pacientes severos y se están cerrando departamentos que esperemos que no se vuelvan a abrir. Así que en el Hospital se está viendo un cambio muy importante en el último mes. Todavía lamentablemente están los pacientes crónicos que quedaron. Son pacientes que continuan con síntomas, con lo que se llama el Síndrome de post Covid, todas las secuelas del Covid, sobre todo los pacientes que estuvieron internados mucho tiempo con enfermedades más severas, la mayoría quedan con secuelas a nivel respiratorio, a nivel cardíaco, a nivel neurológico, a nivel músculo-esquelético, y necesitan una recuperación bastante importante. Así que ese es otro de los trabajos importantes que se están haciendo en Hadassah con tecnología de ultima generación, muy de avanzada. Es un trabajo que probablemente lleve mucho tiempo, meses o años hasta que esta gente pueda recuperarse, si es que pueden retomar el estado de salud que tenían antes del Covid. Esto lo vemos en todas las edades, incluso gente joven también. Así que si bien salimos o estamos saliendo de la pandemia queda todo lo de después. En el Hospital Hadassah se abrieron tanto en la parte de adultos como en la parte pediátrica clínicas específicas para pacientes con Post Covid. Muchos de los pacientes quedan con una función pulmonar disminuida, problemas psiquiátricos, problemas neurológicos. Probablemente la recuperación se prolongada, y en el hospital contamos con equipos multidisciplinarios que tratan a los pacientes en forma integral. Sí, de la pandemia estamos saliendo de a poco. Pero las consecuencias del virus lamentablemente nos van a seguir acompañando, quién sabe por cuánto tiempo más.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat