• Imprimir
  • enviar
  • Disminuir tamaño texto
  • Aumentar tamaño texto
  • Compartir

Atentado/Aniversario. Israel: AMIA homenajeó a rescatistas que viajaron a colaborar tras ataque terrorista

04.07.2014 12:19  | 

Itongadol/AJN.- En el marco de las actividades de la AMIA en Israel por su 120º aniversario, se realizó ayer, jueves, un acto en el Keren Hayesod para otorgar un reconocimiento a integrantes de la unidad de rescate que participaron en la remoción de escombros el 18 de julio de 1994 (foto).

El tesorero y titular del Vaad Hakehilot (Federación de Comunidades Judías de la República Argentina), Ariel Cohen Sabban, manifestó: “Está en nuestras manos poder reconocer a aquellos que colaboraron permanentemente con la remoción de los escombros en el atentado de la AMIA. Recuerdo como si fuera hoy cuando fue el atentado: fue terrible para la comunidad judía y para la sociedad argentina entera”.

“Todos conocemos bien lo que pasó en el atentado. Lamentablemente, el 18 de julio de 1994 marcó una diferencia en cómo se vive hoy en la Argentina porque aquellos que cometieron este terrible atentado aún están libres, aún se ríen de la comunidad judeoargentina y aún no pagaron el precio que deberán pagar. Hace pocos meses estuvieron de visita oficial en Bolivia. A pesar de que las alertas rojas de Interpol estaban encendidas, circularon libremente y nadie los detuvo”, resaltó Cohen Sabban.

“Hoy estamos acá para rendirles honor a quienes ofrecieron su vida para ayudar, a quienes trabajaron para ver si todavía había sobrevivientes y a quienes con responsabilidad hicieron su trabajo en forma callada y volvieron a Israel”, continuó.

En el acto, que fue conducido por Daniel Alaluf, estuvieron los miembros de la OLEI José Caro, León Amiras y Mario Leib, representantes del ejército de Israel, familiares de víctimas del atentado y argentinos que viven en Israel.

Durante la ceremonia, la entrega de diplomas por parte de la AMIA a los rescatistas, a las autoridades del Keren Hayesod, a los representantes de los caídos argentinos y a los miembros de la embajada argentina estuvo a cargo de su vicepresidente segundo, Pablo Reisman.

En el encuentro se pudieron escuchar emotivas palabras de los rescatistas y de Eli Cohen, quien fue shelíaj (emisario) de la Agencia Judía en el momento del atentado y expresó: “Días atrás enterramos aquí, en Israel, a tres jóvenes: Eyal (Yifrach), Naftali (Fraenkel) y Gil-Ad (Shaer, secuestrados por terroristas palestinos el 12 de junio). Asesinados a sangre fría. Durante las últimas dos semanas vimos solidaridad a nivel nacional e internacional. Vimos cómo todos buscaron justicia y dar con el paradero de los tres adolescentes. Hace 20 años, en Buenos Aires, cuando explotó la bomba en la AMIA, vimos la solidaridad de la sociedad israelí y todos los judíos del mundo y cuál es el significado del compromiso israelí, que envió equipos del Ejército para buscar sobrevivientes entre los escombros. Ambos ataques tienen un motivo en común, que es que los objetivos son judíos. No hay otra razón”.

“Desde hace 20 años, la comunidad judeoargentina, con Memoria Activa, pidió justicia y dar con los asesinos. La comunidad judeoargentina sufrió mucho por este ataque. No exagero si digo que este atentado sigue dañando aún hoy. Espero que la próxima vez nos encontremos en paz y alegría”, agregó.

Uno de los rescatistas, Shai Burstein, expresó: “Me emociona mucho estar aquí. Me resulta muy difícil creer que pasaron 20 años. Tengo muchos recuerdos como si fuera hoy porque fue uno de los momentos más difíciles que me tocó vivir. Todos los invitados de la unidad son gente con la que serví muchos años en el Ejército. Cuando llegamos y vimos la medida del desastre decidimos que nadie después del vuelo iba a descansar y empezamos a trabajar. Tras toda la preparación, el equipo trabajó 18 horas sin parar. El equipo era muy pequeño para un evento tan grande”.

“No hubieran logrado hacer lo que hicieron sin todos los voluntarios y una de las cosas que más recuerdo es a la juventud judeoargentina, que trabajó con mucha energía. Ayudaron todo el tiempo y siempre había más de 100 jóvenes. Recuerdo a un joven de 16 años que no descansó un minuto: buscaba a su hermana y sabía que eran mínimas las posibilidades de encontrarla con vida. Fue finalmente encontrada el último día de trabajo. Recuerdo que el muchacho ponía énfasis en encontrar a su hermana y enterrarla según la ley judía. Nuestro rol es salvar vidas; lamentablemente, la posibilidad de encontrar gente es muy pequeña. Nuestra base de trabajo es que siempre hay vida en cada escombro. Este principio es lo que nos mantiene”, añadió.

“Recuerdo que llegamos al cuarto piso, donde estaba el Departamento de Acción Social de la Kehilá; la cantidad de personas que había allí era muy grande. Una de las noches más difíciles de mi vida por la cantidad de personas fallecidas que sacamos de los escombros. Fue la primera vez que trabajé en conjunto con una comunidad judía, nunca antes había estado en la Argentina, ni había conocido una comunidad como ésa, con una juventud que hoy ya son adultos y la mayoría sabía hebreo; la gente adulta nos traían comida y se preocupaban por que fuera casher. Recuerdo a personas que todo lo que les pedíamos llegaba en una hora. Quiero decir que es una comunidad cálida. Lamentablemente los conocí en una oportunidad difícil, pero nos fortaleció. Pese a eso, puedo decir que tuve el honor de ser parte”, completó un rescatista.

Asimismo, Cohen Sabban continuó su discurso y su pedido de justicia: “En todas las generaciones hay quienes quisieron destruir al pueblo judío, y en este caso, el único objetivo de quienes planificaron el peor atentado fue destruir a la comunidad judeoargentina, destruir a la AMIA, al centro de la comunidad; un centro que da vida, que asiste a los necesitados. Quiero decir que la comunidad judía nunca olvidará lo que hicieron los terroristas en la República Argentina. Nunca olvidará que quienes quisieron generar oscuridad en la Kehilá del país nos fortalecieron aún más para seguir trabajando día a día para renovar el edificio destruido, para crecer como comunidad judía y para mostrar que aquellos que quisieron que desaparezca la AMIA no lo lograron ni lo lograrán”.

“A los que nos quisieron despojar de lo más sagrado que teníamos, que era la vida judía y no lo lograron: la AMIA seguirá siendo la casa de todos, les va a dar la bienvenida a judíos y no judíos, a toda persona de bien. Medinat (el Estado de) Israel no solo ayuda y colabora con todos los países que lo necesitan saliendo a colaborar como en muchos casos en que existen tragedias, sino también albergando a todo aquel que quiera vivir en ella”, resaltó.

Por su parte, Kaplan afirmó: “Mis recuerdos personales del atentado son vívidos. Como todo judío en América Latina, me llenó de orgullo la llegada de estos hombres con el uniforme color oliva, la boina anaranjada y la bandera de Israel en el brazo. Tuve la oportunidad de conversar con muchos de ellos hace algunos meses, antes de subirse al avión con destino a Filipinas; iban a ayudar a indigentes después del tsunami”.

Y añadió: “No solo en Buenos Aires y Filipinas estuvo la unidad de rescate del Estado de Israel, que fue creada en 1983. Esta gente tiene el mérito de haber salvado vidas en todas partes del mundo, como por ejemplo en México y el Líbano, en 1984; Armenia, en 1988; y Kenia, tres veces”.

En tanto, Yoel Embon destacó el programa Jaialim Bodedim (soldados solos) del Keren Hayesod, que incluye a 700 inmigrantes que viven en Israel sin sus familias y en soledad “deben enfrentar los desafíos que implica la transición a la vida civil”.

Por ello, esa entidad, en conjunto con la Agencia Judía para Israel y otras organizaciones “les proveen asistencia a través de diversos medios, incluyendo programas, dinero y acompañamiento”, explicó.

El proyecto Jaialim Bodedim nació cuando el Keren Hayesod percibió que muchos soldados estaban solos en las festividades judías, así como en Shabat, lo cual ya no pasa porque se les y generaron numerosas familias extendidas.

El funcionario rindió especial homenaje a Uriel Bar Maimón, un joven inmigrante argentino asesinado por un terrorista palestino en un puesto militar en el límite con la Franja de Gaza en 2002, quien se enroló en el Ejército a pesar de la dura enfermedad que aquejaba a su madre, Ilana, quien falleció siete meses después.

Luego, Cohen Sabban afirmó: “Quienes sean responsables, que paguen el precio que deben pagar. Creemos en la Justicia argentina y en los hombres de bien. Creemos en toda la sociedad que respeta las leyes, y por eso vamos a seguir trabajando fuertemente en todos los marcos nacionales e internacionales para que aquellos terroristas estén donde deban estar y eso sea un ejemplo para la comunidad internacional y que la República Argentina no sea una vez más un sitio donde puedan seguir colocando bombas y realizando actos terrorismo. Quiero homenajear a quienes hoy están de civil, pero en 1994 lucieron el uniforme del Ejército israelí y con mucho orgullo levantaron la frente y dijeron: ‘estamos aquí presentes para ayudarlos’”.

Además, participaron representantes de la embajada de Argentina en Israel y de la Cancillería israelí; el director general de la Agencia Judía para Israel, Alan Hoffmann; el portavoz del Ejército israelí para América Latina y Asia, Roni Kaplan; y Max Goldenberg, como responsable de la unidad de rescatistas.

Entre los rescatistas homenajeados también estuvieron Mir Golan, Najum Frenkel, Ofer Pomerantz, Eyal Mizraji, Nati Gefen, Nissim Nesi, Ronen Gazit, Dror Ben Ami y Nurit Lev.

En el marco del homenaje a los soldados argentinos caídos en defensa del Estado de Israel se mencionó y distinguió a Marcelo y Nora Borger, hermano y cuñada de Guillermo, ex presidente de la AMIA, cuyo yerno falleció en la Segunda Guerra del Líbano, tres semanas después de casarse.
  • Imprimir
  • enviar
  • Disminuir tamaño texto
  • Aumentar tamaño texto
  • Compartir

comentarios

Deje su comentario







Por favor, ingrese el siguiente código y luego haga click en botón de envío. Gracias.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Copyright 2010 ITONGADOL | Todos los derechos reservados

ezink | web applications