• Imprimir
  • enviar
  • Disminuir tamaño texto
  • Aumentar tamaño texto
  • Compartir

Itongadol en Portugal. Belmonte, el pueblo donde el judaísmo pudo sobrevivir y hoy se muestra al mundo

10.12.2018 08:10  | 

Itongadol.- (Por Fernando Olschansky, especial para AJN) A raíz de una iniciativa del Gobierno de Portugal se celebró en ese país la semana de la Herencia Judía en el marco del fortalecimiento de ese país como destino turístico judío y también como lugar para que personas de esa fe, y que puedan demostrar sus raíces portuguesas judías y una conexión, puedan obtener la ciudadanía y vivir en ese país.



Justamente gracias a esta iniciativa gubernamental la comunidad judía del país está en crecimiento, pocos años atrás en la ciudad de Porto, por ejemplo, había 30 personas. Hoy son 300 y están llegando judíos de todas partes del mundo- especialmente de Francia, Inglaterra e Israel- gracias a la nueva ley que permite obtener la ciudadanía a quien pueda demostrar que tiene antepasados judíos de Portugal y al creciente antisemitismo que se vive en Europa.

La comunidad judía de Belmonte fue oficialmente reconocida en 1989. En 1996 se inauguró la sinagoga Beit Eliahu, en la Rua Fonte da Rosa, y acogió a un rabino. Actualmente el templo es visitado por judíos de todo el mundo que además pasan el Shabat y festividades en la paz que ofrece Belmonte.

En 2001 se construyó un cementerio judío. En 2005 se abrió el Museo Judío sobre la historia sefardí en Portugal. Allí se documenta de manera especial la resistencia judía marrana de Belmonte.

La agencia AJN fue especialmente invitada a la semana de la Herencia Judía y pudo pasear, conocer y descubrir a Villa Belmonte. Un pequeño pueblo en donde sus calles cuentan por sí solas la historia. Coronado por el castillo medieval, la Vila de Belmonte sobresale por la belleza de sus paisajes, monumentos, por la riqueza histórica y los recursos, su fabulosa ubicación estrátegica que la hizo dominante desde tiempos inmemoriales.

“Usar kipá aquí en Belmonte significa una expresión de mucho respeto con el Eterno”, indicó en diálogo con la agencia AJN, Pedro Diogo, presidente de la comunidad judía local, al ser consultado sobre el significado de portar la misma tras la historia judía en Portugal y el hecho de tener que practicar el judaísmo a escondidas.

“Celebrabamos las fiestas judías en la casa para evitar llamar la atención”, recuerda su infancia. En 1984 después de la revolución y retorno de la democracia es que dejó de sentir miedo y pudo exponerse en público.

Consultado sobre cómo ven las medidas del Gobierno de Portugal de impulsar la vida judía en el país y otorgar pasaporte a quienes puedan demostrar raíces judías allí, el dirigente comunitario se mostró “contento y feliz”, y expresó que es vivido como un “perdón” por parte del país.

En Belmonte hay minian (cantidad necesaria de hombres para realizar rezos), que muchas veces se complementan con personas de otras ciudades del país, y también del mundo, que acuden para celebrar Shabbat o festividades.

La historia judía de Belmonte

Belmonte fue el principal centro de la comunidad de judíos marranos del país. Mantenían el culto religioso judío en secreto, de modo que su fe y costumbres continuaron desde la promulgación del Edicto de Expulsión de los judíos en 1496 hasta nuestros días.


Una piedra que se encontró en Belmoente atestigua de la presencia de una sinagoga ya en 1297.
Hoy la comunidad de Belmonte es una familia, y no solo de manera espiritual. Es una auténtica familia biológica en la que el árbol genealógico está lleno de uno pocos apellidos. Todos los miembros son tíos o primos, hijos o hermanos, cuñados o suegras, yernos o nueras. De esta manera, aquellos que fueron obligados en Portugal hace unos 500 años a convertirse al catolicismo mantuvieron intactos su judaísmo a lo largo de los siglos.




En la foto, Pedro Diogo y su hijo Joao, frente a la casa paterna en la que vivía con sus padres y abuelos.


Otros sitios que se destacan en Belmonte son el Castillo de Belmonte, Iglesia de Santiago/Panteón dos Cabrais, Museo Judío de Belmonte, Museo del Aceite y Capela do Espíritu Santo, entre otros.
  • Imprimir
  • enviar
  • Disminuir tamaño texto
  • Aumentar tamaño texto
  • Compartir

comentarios

Deje su comentario







Por favor, ingrese el siguiente código y luego haga click en botón de envío. Gracias.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Copyright 2010 ITONGADOL | Todos los derechos reservados

ezink | web applications