• Imprimir
  • enviar
  • Disminuir tamaño texto
  • Aumentar tamaño texto
  • Compartir

La expansión del antisemitismo pone en peligro la vida judía en Europa

25.11.2018 20:06  |  Jordi Kuhs  |   | Fuente: EFE. La Vanguardia

Itongadol.-  La expansión del antisemitismo en Europa, donde muchas comunidades judías destinan ya un 50 % de sus recursos a su propia seguridad, está poniendo en peligro el futuro de la vida judía en el Viejo Continente y con ello, los valores democráticos en general.
 
Viena.-La expansión del antisemitismo en Europa, donde muchas comunidades judías destinan ya un 50 % de sus recursos a su propia seguridad, está poniendo en peligro el futuro de la vida judía en el Viejo Continente y con ello, los valores democráticos en general.
 
Esta fue la principal advertencia lanzada en una conferencia contra el antisemitismo y el antisionismo celebrada hoy en Viena en el marco de la presidencia austríaca de la Unión Europea.
 
Políticos, parlamentarios, dirigentes judíos y académicos de Europa, Estados Unidos e Israel se reunieron en la capital austríaca para analizar cómo luchar mejor contra el antisemitismo y garantizar la seguridad de los cerca de 1,5 millones de judíos europeos.
 
Ariel Muzicant, vicepresidente del Congreso Judío Europeo y uno de los organizadores del evento, advirtió del creciente peligro que afrontan los judíos en Europa, sea desde la extrema derecha, izquierda o del entorno islamista.
 
"Nos encontramos en una encrucijada, los próximos meses y años serán decisivos para los 1 millón y medio de judíos de Europa", declaró.
 
"Las cosas están empeorando", aseguró Muzicant y destacó explícitamente los casos de Francia, el Reino Unido y Suecia.
 
"Tenemos que dejar de limitarnos a hablar y empezar a actuar. Un primer paso es la declaración de principios sobre la lucha contra el antisemitismo que debe ser adoptada por el Consejo Europeo el próximo 6 de diciembre", dijo.
 
"Sin embargo, aún hay cinco o seis países que se niegan a firmar la declaración por alguna 'estúpida razón'", agregó el dirigente judío austríaco, sin precisar cuáles son los países que se resisten.
 
Esta declaración contiene una definición del antisemitismo, así como el reconocimiento explícito de que los judíos son ciudadanos europeos con pleno derecho a vivir en paz.
 
El anfitrión político del encuentro, el canciller federal austríaco, Sebastian Kurz, calificó de "increíble" el que casi un siglo después del Holocausto todavía pueda haber antisemitismo.
 
Advirtió además de que el antisemitismo y el antisionismo, es decir, el odio al Estado de Israel, "son muchas veces las dos caras de la misma moneda".
 
Austria, con su propio pasado nazi, tiene tanto "la responsabilidad de mirar hacia atrás", como la de buscar un futuro libre de antisemitismo, consideró el canciller conservador.
 
"Solo si los judíos pueden vivir en paz habremos asumido nuestra responsabilidad histórica", concluyó Kurz, cuyo democristiano Partido Popular gobierna en alianza con el ultraderechista FPÖ, fundado en la década de 1950 por antiguos nazis.
 
Hasta 1938 vivían en Austria unos 200.000 judíos, de los que un tercio fueron asesinados y el resto lograron emigrar, sobre todo a Israel y Estados Unidos.
 
Hoy, la comunidad judía austríaca está compuesta por unas 8.000 personas, mientras que en Europa los principales centros judíos se encuentran en Francia (con 500.000), el Reino Unido (300.000) y Rusia (180.000).
 
Según una encuesta publicada en la víspera de la conferencia por el "American Jewish Joint Distribution Committee", solo un 20 % de los judíos europeos se sienten "muy seguros" en su país de residencia, frente al 36 % de hace 10 años.
 
En su intervención en el foro, la comisaria europea de Justicia, Vera Jourová, calificó de "injusto" el hecho de que muchas comunidades judías en Europa se vean en la necesidad de destinar la mitad de sus recursos a medidas de seguridad.
 
Oskar Deutsch, el presidente de la comunidad judía austríaca, explicó a Efe que en su caso ese gasto asciende "sólo" al 25 %, cuya mitad es asumida por el Estado.
 
"Pero en la mayor parte de los países europeos, el Estado no aporta casi nada", agregó.
 
La población judía no solo se ve amenazada por ataques físicos, como atentados terroristas o agresiones en las calles, sino también en forma de difamaciones e insultos en internet.
 
Manfred Weber, candidato cabeza de lista del Partido Popular Europeo a las elecciones europeas de mayo de 2019, abogó por que la UE adopte duras medidas contra este tipo de abusos en la red.
 
"Lo que está prohibido en el mundo impreso tampoco debe estar permitido en las redes sociales", aseveró el eurodiputado, quien aspira a ser el próximo presidente de la Comisión Europea.
 
Por su parte, el rabino neoyorquino Arthur Schneier alertó de que el mundo "está en un momento de convulsión, de transición, con peligro para los valores democráticos".
 
"Los judíos solo prosperan si hay estabilidad", aseguró Schneier, quien se mostró escéptico de que el antisemitismo pueda frenarse únicamente con medidas gubernamentales.
 
"El espíritu ha salido de la botella. Los gobiernos deben actuar, pero no lo pueden hacer solos, sobre todo en un momento en el que no hay confianza ni creencia en los políticos", advirtió el rabino, nacido en Viena en 1930 y expulsado de Austria por los nazis. EFE
  • Imprimir
  • enviar
  • Disminuir tamaño texto
  • Aumentar tamaño texto
  • Compartir

en las redes sociales

Facebook
Twitter
YouTube

newsletter

Reciba toda la información por
su casilla de e-mail.


Suscríbase desde aquí »

MANDE SUS DESEOS AL MURO

EDICION IMPRESA

Copyright 2010 ITONGADOL | Todos los derechos reservados

ezink | web applications