• Imprimir
  • enviar
  • Disminuir tamaño texto
  • Aumentar tamaño texto
  • Compartir

Entrevista a Coqui Sosa: “Fue muy emocionante ver ese eterno pacto de amor que hay entre Israel y la tía Mercedes”

24.11.2018 20:06  | 

 Itongadol/Agencia AJN.- El cantante Coqui Sosa, sobrino de la cantautora argentina Mercedes Sosa, visitó Israel junto a una delegación de más de cincuenta personas encabezada por el gobernador de la provincia de Tucumán, Juan Manzur.
 
El cantante Coqui Sosa, sobrino de la cantautora argentina Mercedes Sosa, visitó Israel junto a una delegación de más de cincuenta personas encabezada por el gobernador de la provincia de Tucumán, Juan Manzur. Sosa, tras su regreso a la Argentina, dialogó con la Agencia AJN en exclusiva y compartió sus sensaciones de volver al país donde acompañó a su tía Mercedes en su última gira internacional y siempre recibieron su arte con los brazos abiertos.
 
¿Qué significó para vos este reciente viaje a Israel?
 
El viaje a Israel para mi significó algo que yo esperaba muchísimo después de ocho años, el recuentro con un país que me trae muchos recuerdos. Es un país donde me gusta participar cantando y llevar mi arte por la valoración y el respeto que hay hacia el arte. Lo viví en junio de 2008 cuando fui por primera vez y cuatro meses más tarde cuando fui con mi tía, en la última gira internacional que ella realizó. Después en 2010 hice una gira e inauguré el bosque Mercedes Sosa, donde planté un árbol. Son muchos recuerdos. Esperé muchos años la posibilidad de regresar. Me fui muy contento, con la posibilidad de volver a recibir esa acogida, ese respeto y ese cariño pudiendo interpretar uno de nuestros clásicos, “La luna tucumana”, en hebreo. Eso fue un regalo, una ofrenda para un pueblo que me dio mucho a mí.

¿Qué significa llegar a un país que ha amado de manera increíble a Mercedes Sosa y ella siempre sintió como su hogar?
 
Para mí Israel significó también esa despedida hermosa, maravillosa, de la tía Mercedes. Fue la última gira y una gira que me marcó mucho a mí, porque vi y presencié el amor y el respeto que tenían por la tía Mercedes, que también lo tuve yo cuando volví después de que ella se nos había ido. Por eso para mí recorrer varias ciudades como Haifa, Tel Aviv y Jerusalem, donde estuve con ella cantando, me dio una emoción muy grande. Me emocionó mucho ver cómo todavía la lloran, la extrañan. Fue muy emocionante ver ese eterno pacto de amor que hay entre Israel y la tía Mercedes.
 
¿Qué te llevas de este viaje?
 
Lo más importante que me llevo es la certeza de que pronto voy a volver, para poder ampliar y consolidar un trabajo que ya se está planteando. Tengo ganas de recorrer Israel de punta a punta y estar en el 70 aniversario de la embajada de Argentina en Israel. Me llevo varios proyectos, como realizar una grabación de clásicos populares latinoamericanos en hebreo, un idioma que de a poquito voy incorporando, con mucho respeto y cariño aunque me cuesta. Interpretar una canción en el país donde uno visita es una ofrenda de amor. Creo que a mitad de 2019 estoy de vuelta. También estamos trabajando con artistas israelíes para que visiten Argentina, que haya un ida y vuelta y así unir culturas, de eso se trata.
 
¿Qué mensaje tenés para transmitir después de tu paso por Israel?
 
Yo creo que el mensaje más grande que uno puede encontrar en esto es ver cómo un pueblo sufrido, golpeado y perseguido puede levantarse y caminar como camina Israel. Creo que es un aprendizaje que todos tenemos que llevar adentro, mirando hacia adelante, hacia el futuro. Porque el futuro son las artes, son las ciencias. Y más allá del progreso económico y comercial que eso trae, es la posibilidad de poder desarrollarse como ser humano, la inteligencia, y mirar hacia el futuro y crear el futuro. Tucumán y Argentina también tienen esa particularidad. Somos pueblos golpeados, que hemos sobrevivido a guerras, persecuciones y tristezas. A veces siento que esos 30000 que nosotros buscamos después de la dictadura tienen un paralelo con ese drama inmenso humanitario que sufrió el pueblo judío en la Segunda Guerra. Creo que desde ahí se va construyendo hacia adelante, sin revanchismo, desde la búsqueda de la paz. Yo, como militante cultural, creo que desde la cultura y el arte podemos contribuir y todo eso nos hermana con Israel, que es un pueblo maravilloso que mucha gente no conoce y tiene que descubrir. Cuando uno visita Israel se da cuenta que la diversidad y el respeto prevalecen. Esa es una de las tantas cosas me que tienen enamorado de este país.
  • Imprimir
  • enviar
  • Disminuir tamaño texto
  • Aumentar tamaño texto
  • Compartir

en las redes sociales

Facebook
Twitter
YouTube

newsletter

Reciba toda la información por
su casilla de e-mail.


Suscríbase desde aquí »

MANDE SUS DESEOS AL MURO

EDICION IMPRESA

Copyright 2010 ITONGADOL | Todos los derechos reservados

ezink | web applications