• Imprimir
  • enviar
  • Disminuir tamaño texto
  • Aumentar tamaño texto
  • Compartir

La Secretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Nación y la Fundación TESA inauguraron “Vecinos Perdidos 2018”

08.11.2018 09:48  | 

 Itongadol.-En el marco de la conmemoración de los 80º aniversario de la la Kristallnacht (Noche de los Cristales Rotos), el progrom llevado a cabo por los nazis en la noche del 9 de noviembre de 1938, la Secretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Nación y la Fundación TESA inauguraron en el Archivo Nacional de la Memoria, “Vecinos Perdidos, educando a las futuras generaciones”, la primera actividad de la iniciativa “Vecinos Perdidos 2018”, creada hace más de 20 años en Austria relacionada con la huida del país, principalmente de Viena, de los judíos austriacos luego de la unificación de Austria con la Alemania nazi, intentando responder a los siguientes interrogantes: ¿Cómo se hace cargo históricamente una sociedad de sus 
víctimas?; ¿cuánto tiempo necesita?; ¿qué tiene que pasar para que esto suceda?; ¿cómo se detecta el racismo, la discriminación, el antisemitismo en el propio entorno, en el colegio, la familia y la vida social?, buscando concientizar sobre la importancia de fortalecer una cultura de paz a través de los valores del diálogo y el respeto.
 
“Vecinos Perdidos, educando a las futuras generaciones”, tiene como eje la educación y la preservación de la memoria y contará con cine-debate, exposición de fotografías y de objetos; también se efectuaran  talleres y acontecimientos educativos destinados a alumnos de colegios secundarios, los que podrán coordinar visitas guiadas grupales (sin cargo) los días de semana, escribiendo: museoanm@gmail.com; la muestra también está abierta al público en general pudiendo visitarla sábados y domingos de 16 a 20 hs.,  hasta el 2 de diciembre próximo los días

Al dejar inaugurada la muestra, Claudio Avruj, secretario de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Nación, manifestó, entre otros conceptos que “Vecinos perdidos, más allá del título poético, nos invita a entender que algo se perdió, y lo que se perdió es irremplazable, sobre todo cuando estamos hablando de vidas humanas, valores culturales, comunidades completas y valores religiosos, quema de sinagogas. Eso se perdió. Hay un mérito enorme, de gran parte de la Humanidad y del Pueblo Judío, que fue la recuperación y la celebración de la vida a posteriori.  Pero hacer memoria implica reconocer el daño que se hizo y cómo se reparó. Cuando hablamos de derechos humanos, uno de los elementos centrales es pensar en la reparación; se trabaja en derechos humanos en la prevención, en la promoción, pero todos nosotros deberíamos incorporar, la reparación” que debe ocupar un lugar central, a la vez que destacó que la Argentina es un país plural donde se produce un encuentro de culturas, lo que es un ejemplo frente a lo que está ocurriendo en ciertos países europeos donde la xenofobia, el antisemitismo y la discriminación están volviendo a estar presente.
 
Alexander Litsauer, uno de los creadores del proyecto “Vecinos Perdidos” en Austria hace algo más de 20 años, y curador de la muestra actual, recordó que hace diez años se realizó una presentación en la sede del Museo del Holocausto de Buenos Aires y sostuvo que el proyecto “empezó con un pequeño grupo de vecinos que se juntaban en los año 90´comenzando a investigar sobre el pasado de su propia calle, el pasaje de un barrio que no era particularmente judío, dónde había estado una sinagoga que fue saqueada, quemada durante el pogrom del 9 de noviembre de 1938” para luego explicar cómo fue el proceso fascista que se impuso en su país, aclarando que si bien no todos los alemanes fueron nazis, tampoco tuvieron la fuerza para oponerse cuando hubieran podido hacerlo.

El embajador de Austria, Christoph Meran, nos manifestó: “Mi generación, nacida en los años ‘60/70 ya fuimos educados en la plena conciencia de los hechos, y ya mis padres fueron bien conscientes de los pecados, puedo decirlo, de Austria, y desde los años ’80 tenemos en el programa de la materia Historia, la historia del Holocausto, que es obligatorio. Lo interesante de esta muestra es que los jóvenes hablan (del Holocausto)  con los abuelos, si están vivos, y en esas conversaciones se ve como cambió la situación, pues (luego de finalizada la Guerra) y por años los que pasaron la guerra no hablaron ni las víctimas ni los criminales, porque fue algo muy pesado para los dos, y los que hablaron lo hicieron muchos años después.

Alicia Todesca, directora Cultural de la Fundación TESA, fue la encargada de conducir el acto que se llevó a cabo en el salón Silvio Frondizi del Archivo Nacional de la Memoria, donde también se exponía una muestra relacionada con los casi 850.000 judíos que debieron abandonar prestamente sus lugares de residencia en los países árabes luego de la independencia del Estado de Israel. Al respecto consultamos al embajador israelí Ilan Sztulman, que se encontraba participando de la inauguración de “Vecinos Perdidos, educando a las futuras generaciones”.

Ilan Sztulman nos dijo “Es un acto del Estado argentino que reconoce la tragedia de los refugiados judíos en países árabes. El hecho que un órgano del Estado argentino haga una muestra prueba que se reconoce la historia de estos refugiados, por eso es muy importante para nosotros estar acá. Es una confirmación que la narrativa que estamos habituados que hay refugiados palestinos no es verdadera, pues la historia dice que tenemos más refugiados judíos que salieron de países árabes que refugiados palestinos que salieron de la tierra de Israel. Esta es una historia que no es muy conocida, especialmente para un público no judío, y por eso agradecemos al secretario Avruj y a la Fundación TESA que organizaron la muestra en este lugar, la Secretaría de Derechos Humanos de la Argentina”.

Además de los mencionados también estuvieron presentes, entre otros, Sergio Kuchevasky, titular del Archivo Nacional de la Memoria; Susana Pesis de Werthein, presidente de la Fundación TESA; Gustavo Sakkal, vicepresidente del Museo del Holocausto y el Dr. Ariel Gelblung, representante del Centro Simón Wiesenthal para América Latina; Rashad Aslanov, embajador de la  República de Azerbaiyán;  Ralf Horlemann, ministro de la Embajada de Alemania;
 
 
  • Imprimir
  • enviar
  • Disminuir tamaño texto
  • Aumentar tamaño texto
  • Compartir

en las redes sociales

Facebook
Twitter
YouTube

newsletter

Reciba toda la información por
su casilla de e-mail.


Suscríbase desde aquí »

MANDE SUS DESEOS AL MURO

EDICION IMPRESA

Copyright 2010 ITONGADOL | Todos los derechos reservados

ezink | web applications