• Imprimir
  • enviar
  • Disminuir tamaño texto
  • Aumentar tamaño texto
  • Compartir

La Historia del Sionismo y la Creación del Estado de Israel: Como y quienes trabajaron para la construcción del Estado

09.03.2018 17:10  |  Por Alicia Benmergui

 Itongadol.- Otto Walish, el publicista del Sionismo y de Israel
Entre 1933 y 1941, alrededor de 70,000 judíos del Reich alemán "extendido" -incluyendo Austria, los Sudetes, Bohemia, Gdansk y la región de Memel- huyeron a Palestina. Muchos de ellos eran académicos, médicos, abogados, científicos y comerciantes.

"Visita Palestina", dice el anuncio, con la palabra "Palestina" más grande que todas los demás, brillando en un amarillo que combina bien con las naranjas que están encima. Aunque la Agencia Judía tuvo como objetivo promover el turismo con este afiche, es fácil ver que hay algo más. Su estética connota una Palestina donde florecen los naranjos. Tres casas recién construidas y un tanque de agua conforman un pequeño asentamiento. Eso ya es un comienzo. "Ven y contribuye a la construcción de nuestra tierra", parece que el cartel grita.

El cartel fue concebido por Otte Wallish, un diseñador gráfico que nació en 1906 en la región de habla alemana de Sudetenland, ahora la República Checa. Estudió en la Academia de Arte de Viena, luego trabajó en Berlín y más tarde abrió una agencia de publicidad en Praga. Era ya a un exitoso artista gráfico y ejecutivo publicitario, que aprovechó su talento para construir la publicidad para las relaciones públicas y la comercialización de la narrativa sionista y sus instituciones. Al principio, Wallish publicó volantes y otros materiales impresos para el movimiento juvenil azul y blanco en Checoslovaquia. Más tarde trabajó con el diseño gráfico para el Fondo Nacional Judío en Berlín.

Emigró a Israel en 1934, como miembro de la quinta Aliá, allá abrió una agencia de publicidad en Tel Aviv, Wallish comenzó su contribución a la iconología que ayudó a consolidar una identidad nacional en el inicio de la creación del Estado de Israel. Realizó trabajos para las principales organizaciones trasmitiendo ideología sionista, incluyendo el FNJ, Keren Hayesod y los congresos sionistas. Al final de su carrera, Wallish había dejado su sello distintivo en el sionismo, ayudando a la difusión del movimiento. El lenguaje visual de sus obras puede informar cómo definimos el sionismo de hoy en día como producto de ese pasado que contribuyó a crear y a difundir.

Fue el responsable de los arreglos artísticos y técnicos, incluida la instalación y decoración de los lugares, para los Congresos Sionistas. Fue Wallish quien diseñó los logotipos de la Policía de Israel y las Fuerzas de Defensa de Israel; también envió diseños para los símbolos nacionales, que no fueron elegidos al final. Sirvió al aparato ideológico sionista y fue uno de los creadores e incentivadores de los modelos utilizados para estructurar la narrativa sionista; también participó en la creación del lenguaje visual de la empresa sionista. Diseñó productos culturales y de propaganda, incluidos símbolos y artículos de consumo como sellos, monedas y billetes de banco, exposiciones oficiales y más, contó Emanuela Calo, la curadora de una exposición en el museo de Arte de Tel Aviv, realizada en el año 2015.

Otto Walish y la Declaración de la Independencia

Pero el momento culminante de su vida tuvo lugar el 13 de mayo de 1948 cuando recibió en su oficina de Tel Aviv un mensaje citándolo con urgencia a la Agencia Judía. Allí se encontró con Zeev Scharf, quien le pidió que en 24 horas preparase la ceremonia de declaración de la Fundación del Estado de Israel en el auditorio del Museo de Tel Aviv.

Wallish estaba cansado; durante la semana anterior había estado trabajando febrilmente en la preparación de una serie de sellos históricos que llevaban el eslogan "Correo hebreo". Estos iban a ser los primeros sellos emitidos por el estado recién nacido, que tenía los mismos sellos que las antiguas monedas judías del período asmoneo hasta la supresión de la revuelta de Bar Kokhba.

Pero la nota no le dejó mucha opción. Cuando ingresó al edificio de la Agencia Judía fue recibido por Zeev Scharf, que más tarde sería secretario de gabinete, quien le ofreció la oportunidad de su vida. Le ordenó que en un lapso de s 24 horas, debía preparar el gran auditorio en el Museo de Tel Aviv en el 16, Rothschild Blvd. para la ceremonia en la que sería declarada la Independencia del Estado de Israel, pidiéndole que guardara el secreto. Wallish en ese momento tenía 42 años, la tarea que se le asignó en 1948 fue la más importante de todas. Su conocimiento, experiencia y la reputación que había adquirido como diseñador y productor de exposiciones, carteles y eventos lo habían convertido en el candidato más apropiado para preparar y organizar la ceremonia de declaración. Tenía una reputación de excelente organizador, según el libro The Friday That Changed Destiny, escrito y editado por el Dr. Mordechai Naor, (Biblioteca Yehuda Dekel, Sociedad para la Preservación de los Sitios del Patrimonio de Israel y Salón de la Independencia, 2014).

Wallish no perdió el tiempo. En pocas horas convirtió la sala del museo en un taller en el que sus trabajadores competían contra el reloj para cumplir su misión histórica. Wallish compró luces fuertes y pidió prestada una gran alfombra de una tienda cercana. En la sala, erigió una tarima con un retrato de Herzl detrás de ella, y dos largas banderas colgando sobre las cortinas plisadas, según un modelo que se utilizó para los Congresos Sionistas. El diseño de la ceremonia de declaración fue prácticamente el prototipo de las ceremonias oficiales del Estado durante años después, también diseñó las paredes, alfombras, banderas y asientos en la sala.

Pero este no fue el final de la tarea. También se le pidió a Wallish que diseñara la Declaración de Independencia. El corto período de tiempo que le dieron no le permitió terminar el trabajo antes de la ceremonia, por lo que los signatarios de la declaración firmaron un pergamino en blanco. La Declaración de Independencia fue leída por David Ben-Gurion a partir de un borrador mecanografiado. Fue solo más tarde que Wallish y sus asistentes escribieron la declaración y anexaron las firmas.

La Expresón Grafica de la Ideología Sionista

La selección de sus obras que se exhibió en el museo, es esclarecedora y ofrece una lección visual particularmente colorida en la historia sionista. Uno puede ver carteles sobre la inmigración pionera, ilegal, el Holocausto y la renovación, la construcción de la tierra y la movilización de la población para el esfuerzo de guerra durante la Segunda Guerra Mundial. Algunos de los carteles llevan los logotipos de organizaciones como el JNF, Keren Hayesod (Keren Hayesod planta semillas - el pueblo judío cosecha), y la Federación Histadrut del Trabajo (Un pueblo judío que trabaja - la palanca del Estado judío y sus objetivos).

Los carteles de productos alimenticios provocaron una sonrisa nostálgica a los rostros de los visitantes mayores, tal vez los jóvenes de la era digital no puedan valorar la obra de este creador, pero se pudo ver con asombro las obras de un diseñador que trabajó mucho antes de que existiera Photoshop.

Un afiche diseñado en la década de 1950 para la naviera Zim se destaca por su promoción de la ideología sionista. El barco en el centro está en mar abierto. En la parte posterior se ve una gran menorá, el símbolo de Estado, flotando sobre el agua. La menorá elegida por Wallish es la que aparece en el famoso relieve del Arco de Tito en Roma, que representa el desfile de la victoria romana y la exhibición del botín saqueado del Templo de Jerusalén. Al mirar el cartel, parece como si la menorá fuera transportada por la nave en un viaje de victoria propio. La combinación del símbolo de la menorá y el barco de Zim representa a la flota de la compañía naviera nacional con un cargamento de ideología sionista, la compañía israelí que transporta las mercaderías en el mundo, escribió Calo en el catálogo de exhibiciones diseñado por Magen Halutz. La imagen de la navegación emite el mensaje visual como un viaje de triunfo a pesar de e las dificultades históricas del joven Estado.

Wallish tiene un asiento reservado en el salón de la fama de los grandes artistas gráficos de Israel, eligió utilizar los principales estilos europeos que prevalecieron entre las dos guerras mundiales sin adherir ni al comunismo ni al fascismo. Wallish reforzó este argumento en sus memorias, en él contó que no existía una iconografía ni imágenes visuales del antiguo Reino de Israel, que prácticamente esa antigua historia estaba solo expresada en las monedas acuñadas en esa época.

Contó Wallfish: “Elegí, por lo tanto, los símbolos que aparecieron en las monedas judías hace 2.000 años. Estaba convencido de que el día en que aparecieran los sellos estaríamos en guerra con los países árabes vecinos. Por esta razón elegí para nuestras estampillas monedas del período de las guerras de los judíos y la revuelta de Bar Kojba”. Esa historia forma parte de esa construcción del sionismo, y del Estado de Israel, cuyo 70 aniversario celebramos y festejamos este año.
  • Imprimir
  • enviar
  • Disminuir tamaño texto
  • Aumentar tamaño texto
  • Compartir

comentarios

Deje su comentario







Por favor, ingrese el siguiente código y luego haga click en botón de envío. Gracias.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Copyright 2010 ITONGADOL | Todos los derechos reservados

ezink | web applications