• Imprimir
  • enviar
  • Disminuir tamaño texto
  • Aumentar tamaño texto
  • Compartir

Un judeo-argentino es candidato en las elecciones de este domingo en Italia

02.03.2018 16:35  | 

 Agencia AJN.- Las próximas elecciones en Italia se celebrarán éste domingo y la región de Lazio contará con un candidato argentino: Luis Carlos Livdi. “El Papa es el más popular de la historia. Y como todos los Papas, está metido en la política italiana”, expresó en una entrevista con la Agencia AJN. Livdi también fue alumno de la escuela judía Scholem Aleijem del barrio porteño de Villa Crespo.

Las elecciones generales italianas de 2018 se celebrarán el 4 de marzo, luego que el parlamento fuese disuelto por el presidente Sergio Mattarella.​Luis Carlos Livdi, candidato por el partido de izquierda Más Europa en las elecciones regionales de Lazio, dialogó con la Agencia AJN sobre la actualidad italiana y cómo influyen sus raíces judeo-argentinas en su vocación.

Livdi partió de Argentina en 1974, es ingeniero químico, graduado en la Universidad La Sapienza de Roma, y actualmente participa activamente en política, en contra de la derecha, de quienes utilizan a los inmigrantes como chivo expiatorio y de los que quieren a Italia fuera de la Unión Europea.

-¿Qué significan las próximas elecciones que llevarán a cabo en Italia?

-Son las elecciones de todo el parlamento, es decir, los diputados que van a formar el nuevo gobierno. Es la elección de los senadores y la elección de los consejeros de grandes regiones (que es lo equivalente a provincias en Argentina). Hay 22 regiones en Italia que van a elecciones y, entre ellas, están Roma y Milán, las más importantes en Italia.

Estas elecciones son, seguramente, las elecciones más violentas de los últimos años. Desde 1948 hasta 1990 hubo una clase política aristocrática. Desde el ‘92 más o menos con el escándalo Mani pulite y el cambio generacional. También hubo un empeoramiento de la condición de la clase política, especialmente en este momento donde hay un movimiento político muy populista, muy ignorante, muy antipolítico y hay un clima de violencia verbal, física. En Italia hubo mucho más en 1970, pero ahora la violencia verbal y la magia del barro sobre el adversario político es moneda corriente. Significa que en este momento desde hace tres o cuatro meses nadie va a tener la mayoría en el parlamento para poder de gobernar solo. Con el partido de (Silvio) Berlusconi no fueron 20 años maravillosos, pero hay peores porque hay una derecha anti europeísta que quiere echar a los inmigrantes. Y peor aún es el movimiento Cinco Estrellas: es lo más populista, antipolítico, formado por gente que nunca hizo política y no sabe nada y considera que esto es una meta. Personalmente, creo que en este momento es el partido más fascista que hay en Italia. Los que quieren volver a Mussolini son nostálgicos, son peligrosos, pero son pocos y poco creíbles. Los de Cinco Estrellas tienen un costado antisemita que no se les escapa. Están proponiendo un ministro económico que participó en el boicot a Israel.

-¿Cuáles son los temas que se están dirimiendo en estas elecciones?

-Hay tres temas fundamentales. Uno es un tema falso, que es la seguridad. Porque en Italia hay 380 homicidios por año y creo que con 60 millones de habitantes es uno de los países más seguros del mundo. No hubo atentados. El último atentado filo-árabe fue en el ‘72. La cuestión es doméstica y, por propaganda, dicen que los inmigrantes traen inseguridad. En Italia hay cuatro millones de inmigrantes regulares y medio millón irregulares. La derecha dice que hay que echarlos, pero nosotros queremos integrarlos. En la economía, más o menos todos los partidos quieren aumentar el gasto público y bajar los impuestos. Esto en este momento es irrealizable y hay varios programas económicos con distintos niveles irrealizables. La grave tasa de desocupación en Italia es otro punto, y otro tema principal en los partidos mayor o menor integración de Italia en Europa. Respecto a los partidos de derecha y los que quieren abandonar el euro, es una locura, no tiene ningún sentido. Están los que dicen ‘queremos ir a Europa’ y están los que dicen queremos trabajar en Europa para mejorar la situación europea y sobre todo de Italia. Europa es hoy uno de los temas verdaderos, es lo principal. Los temas son Europa, economía, seguridad y trabajo.

-¿La participación de la población es importante en la elección?

-Siempre importa. Un 70 por ciento va a participar, que es poco para Italia y está bajando cada vez más.

-¿Qué significa su participación y desde qué lugar lo está haciendo?

-Voto hace 30 años en Italia. Empecé a votar tarde, porque no era ciudadano. No había votado nunca en Argentina porque era chico y apenas pude votar, empecé a votar siempre. Siempre voté a la centro-izquierda y al partido Radical, que en las elecciones nacionales siempre sacaba entre el 0,2 y el 2 por ciento. Esto significa ser una minoría absoluta. Siempre fui un simpatizante, porque iba, votaba y nada más. Hace algunos meses empecé a dar mi apoyo y trabajar en la calle. Continué con un crecimiento en Roma, empecé a trabajar en campañas de economía. Ahora estoy participando sabiendo que lo que hago va a ser para el partido y no para mí. No voy a ser ni diputado por ahora, aunque quizás sí en la próxima elección.

-¿Qué significa un argentino involucrado en la política de Italia?

-Es interesante. Me fui de Argentina en 1974. No se podía hablar de política en mi familia, era un tabú. Llegué a Italia y era un mundo nuevo. El día que llegué había una manifestación con banderas rojas y yo estaba sorprendido que se pudiera hacer. Fue una iluminación y desde el primer día que empecé la escuela me empecé a interesar en lo que era la política, sin hacer política ni estar en un partido, hasta hace pocos años que me uní al partido Radical. Porque también unirse a un partido era un tabú. Para mí ahora es normal, es fundamental ocuparse de política y trato de que se ocupen mis hijas que saben algo. Trato también de que se ocupen mis clientes y mis compañeros, porque me acabo de inscribir otra vez a la universidad. Yo soy ingeniero químico y hace ocho meses me inscribí en la facultad de Psicología.

-Usted se formó en una importante escuela judía de Buenos Aires ¿Cómo juega su judaísmo en la política o en algún lugar de su vida?

-Creo que es una cosa fundamental, porque más allá de que un par de veces voy al shil (templo) para Pesaj y para Kippur, festejo con mi familia Rosh Hashaná. Cada algunos años voy a la casa del tío que hace Pesaj y esa es mi frecuentación de la parte religiosa. Soy abiertamente judío.

Hay varios judíos (en la política) en estos momentos. Los judíos están bastante metidos. Es una comunidad pequeña, de 30 mil personas y 15 mil en Roma, pero como pasa seguido, hay una sobrerepresentación de la inteligencia en el país. Hay periodistas judíos, hay científicos judíos y hay políticos judíos. No se me vincula con el judaísmo porque hay otros mucho más vinculados, con apellidos famosos del judaísmo italiano.

-¿Una opinión sobre el Papa, que es argentino?

-El Papa es el más popular de la historia. Este ganó en popularidad, desde el momento que tomó la palabra el primer día, que dijo buenas tardes a todos antes de decir la bendición.

Como todos los Papas, está metido en la política italiana, por lo que me concierne, está metido en la parte justa. Porque, por una parte, defiende las cosas que pensamos nosotros, de acoger la inmigración, derechos humanos, derecho social. Y por otra, por cuanto posible, no defiende demasiado los privilegios adquiridos por la Iglesia desde cien años a esta parte, que no paga ciertos impuestos…

-¿Cómo está viendo a la Argentina?

-Además de lo que es mi percepción de la Argentina, en este momento se sabe poco. Acá hay poca resonancia… cada tanto sale un artículo por algún motivo.
  • Imprimir
  • enviar
  • Disminuir tamaño texto
  • Aumentar tamaño texto
  • Compartir

comentarios

Deje su comentario







Por favor, ingrese el siguiente código y luego haga click en botón de envío. Gracias.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

en las redes sociales

Facebook
Twitter
YouTube

newsletter

Reciba toda la información por
su casilla de e-mail.


Suscríbase desde aquí »

MANDE SUS DESEOS AL MURO

EDICION IMPRESA

Copyright 2010 ITONGADOL | Todos los derechos reservados

ezink | web applications