• Imprimir
  • enviar
  • Disminuir tamaño texto
  • Aumentar tamaño texto
  • Compartir

El aporte de los judíos a la ciencia - Los Astrolabios

28.12.2017 19:01  |  Por Alicia Benmergui  | Fuente: Milim Revista Digital

 Itongadol.- La historia medieval tiene muy poco en cuenta la intervención y el aporte judíos al desarrollo y divulgación del conocimiento de las matemáticas, la astronomía, la medicina y la filosofía en La Edad Media- (En la Edad Media no había ciencia).

Ciertamente muchos historiadores ignoran deliberadamente el aporte que representó para Europa la tarea llevada a cabo en Al Andaluz, y especialmente en la Córdoba andalusí. Cuanto beneficio y progreso representaron para una Europa Occidental primitiva e ignorante los aportes recibidos de ese territorio español que es Andalucía en la actualidad. El astrolabio forma parte de la historia, poco conocida y mal contada.

El astrolabio es un antiguo instrumento de navegación que representaba la esfera celeste con las principales estrellas y que se utilizaba para observar y determinar la altura, la posición y el movimiento de los astros sobre el horizonte, también se utilizaba para deducir la hora y la latitud

¿Cuál fue el papel del astrolabio en la cultura judía?

Era tan importante como el papel que desempeñó en las culturas musulmanas y cristianas: el astrolabio fue el más simbólico de los instrumentos astronómicos medievales y encarna el mayor conocimiento astronómico existente en esa época. Está relacionado con el poder y el lujo en las cortes musulmanas y cristianas, donde los astrólogos (con frecuencia judíos) lo usaron para pronosticar el futuro del rey y de su reino. Fueron ocasionalmente considerados como joyas, y como tal, fueron adornados con piedras preciosas y exhibidos públicamente.

Ellos eran (y siguen siendo) artículos de colección que muestran en el metal el nombre del dueño y de quién lo elaboró. Se han conservado muy pocos astrolabios con escritura hebrea; es el único adorno que poseen, y es lo que hace a esa escritura especialmente notable. Existe suficiente evidencia (instrumental y textual) sobre la manera en que los judíos estaban involucrados en la difusión del astrolabio a través de textos e instrumentos. Algunos de ellos, como Levi ben Gerson (S.XIII) introdujeron mejoras y modificaciones en el astrolabio planisferio establecido.. Otros, como Abraham ibn Ezra, han dejado indicaciones en los textos bíblico sobre el conocimiento que los israelitas tenían de él antes de que fuera inventado por los griegos. Aún falta en el campo de los Estudios Judíos y de la Historia de la Ciencia una investigación sobre el astrolabio en la cultura judía y el grado de implicación de los judíos en la su elaboración y difusión.

Los investigadores deben prestar atención al hecho de que los judíos y su cultura implicaban el uso de muchos idiomas diferentes (hebreo, catalán, judeo-árabe, árabe y castellano) utilizados en contextos muy diferentes, lo que era un reflejo de la complejidad y diversidad de la cultura judía en la edad Media.

Los astrolabios hebreos exhibidos en el Museo Británico de Londres y en el Planetario Adler de Chicago son artefactos interdisciplinarios realizados en la interacción de la ciencia medieval (astronomía), la práctica medieval (astrología), y la filosofía medieval (cosmología).

Conservaron su forma y se preservaron y modificaron en el contexto de un conjunto de conocimientos cuyos textos e instrumentos han viajado mucho más de lo que generalmente fue asumido por los escritores y lectores. En tanto que los que los crearon fueron menos homogéneos de lo que se creía. Todo esto hace, indiscutiblemente, del astrolabio un artefacto fascinante y un objeto que ilumina e informa sobre la cultura judía en la Edad Media.

Este texto iluminado proviene de un manuscrito perteneciente a la Comunidad Judía de Copenhague y se halla depositado en la Biblioteca Real de esta ciudad. El manuscrito es la traducción al hebreo de la Guía de los Perplejos de Maimónides.

Maimónides (nacido en Córdoba 1135 o 1138) es posiblemente el erudito judío más prestigioso de la Edad Media en varios campos, la ley religiosa, la filosofía y la ciencia. Su Guía de los Perplejos, escrito en judeo-árabe (árabe en escritura hebrea), es una obra de suma importancia en la filosofía judía. Levi ben Isaac Ben Caro de Salamanca copió este manuscrito del texto de Maimónides para el médico de Pedro IV el Ceremonioso, Menajem Betsalel, en Barcelona entre 1347 y 48. La iluminación en el manuscrito fue hecha por varias manos, pero Ferrer Bassa, un cristiano de Barcelona,parece haber sido el iluminador principal. Parece que ambos, copista e iluminador, se convirtieron en víctimas de la Peste Negro que estalló en Europa en 1348.

Lo que vemos en este manuscrito es a Ptolomeo, o tal vez Aristóteles, como un judío (tal vez el propio Maimónides), que está sentado en un trono con las estrellas de David y tiene un astrolabio en la mano derecha, en frente de un grupo de judíos. La escena está coronada por una esfera azul cubierta de estrellas de oro, entre los que el sol y la luna, en contraste con la realidad, están brillando al mismo tiempo. Las estrellas que aparecen en el trono y las que aparecen en el cielo son testimonio elocuente de la relación natural de los judíos con las ciencias de las estrellas (astronomía y astrología) desde los tiempos antiguos. El astrolabio que el astrónomo judío sostiene en su mano nos muestra su parte trasera con su dispositivo de observación característica, la alidada. Unos lo utilizaron para los cálculos, por lo que hay diferentes divisiones en la superficie del astrolabio, y también en la topografía, por lo que se puede apuntar a cualquier estrella en el cielo a través de las paletas de avistamiento colocados en ambos extremos de la misma.

El astrónomo judío sostiene el astrolabio en la superior del trono. Sin embargo, este instrumento no parece tener esa parte sobresaliente característica a la que se une una cadena, sino más bien el astrolabio parece estar equipado con una manija que el astrónomo sostiene. Estrellas azules se encuentran dispersas por toda la esfera, entre el cielo y la tierra. Esta característica de la iluminación es un testigo del horror al vacío que impregnaba la cosmología y el arte medieval y, sobre todo, una indicación de la relación (analogía) entre los cuerpos celestes y los seres terrestres en el pensamiento medieval y la cosmología.

Josefina Rodríguez-Arribas, Investigadora, nos cuenta lo siguiente “Encontré astrolabios pronto en mi vida como investigadora de la cultura judía medieval y el lenguaje. Abraham ibn Ezra, quien introdujo la ciencia contemporánea tan hábilmente en sus comentarios bíblicos, en los que se refiere al astrolabio un par de veces. Así que encontré la expresión kli ha-nehoshet (es decir, «el instrumento / latón cobre) por primera vez en Ibn Ezra, cuando preparaba mi tesis doctoral sobre los textos de Ibn Ezra.

Esto no fue inesperado, ya que él fue el primero en introducir esta expresión bíblica para definir a los astrolabios. Más tarde, investigando sobre la aparición de la terminología técnica en hebreo medieval, me encontré con frecuencia esta palabra y otras que designan al astrolabio en los textos hebreos medievales. Puedo decir que este fascinante instrumento y su relación con la cultura judía ha estado llamando mi atención a través de muchos textos y palabras y, con el tiempo, se ha convertido en el tema de un grupo de investigación al que pertenezco.

Mi enfoque no solo se ocupa del astrolabio y las explicaciones en los manuscritos medievales, sino también en las inscripciones en hebreo, o judeo-árabe en los astrolabios existentes (la escritura hebrea es ciertamente un signo seguro de la identidad judía, entre muchos otros). La gente con frecuencia asocia los astrolabios con la navegación. Aunque el instrumento utilizado en la navegación era una versión simplificada del astrolabio planisferio más complejo y su uso no comenzó hasta el siglo XV, me gusta mantener esta imagen de los mares y tierras nuevas asociadas a nuestra investigación; el astrolabio nos está trayendo una nueva visión sobre muchos aspectos de la vida y los intereses de los judíos medievales, y algunos de sus descubrimientos.”

  • Imprimir
  • enviar
  • Disminuir tamaño texto
  • Aumentar tamaño texto
  • Compartir

comentarios

Deje su comentario







Por favor, ingrese el siguiente código y luego haga click en botón de envío. Gracias.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Copyright 2010 ITONGADOL | Todos los derechos reservados

ezink | web applications