• Imprimir
  • enviar
  • Disminuir tamaño texto
  • Aumentar tamaño texto
  • Compartir

Marta Nercellas: “El Memorándum fue un golpe mortal a la investigación del atentado a la AMIA”

07.12.2017 13:05  | 

 Agencia AJN.- Marta Nercellas, abogada y apoderada de la DAIA entre los años 1997 y 2010, fue sin duda unas de las personalidades más visibles durante gran parte de la investigación y el juicio por el atentado a la AMIA, que se desarrolló entre 2001 y 2004 y que terminó con la absolución de los policías sospechados de haber participado en el ataque.

Más allá de la controversia generada por su actuación en el proceso judicial, que le valió una suspensión de un año por parte del Colegio Público de Abogados de la Capital Federal por presuntas irregularidades en el proceso, Nercellas representa una figura de consulta.

En una entrevista realizada en el marco del libro “Memorándum, la trama secreta del acuerdo con Irán” del periodista Daniel Berliner, la abogada aseguró que “no cabe ninguna duda” de que el objetivo del acuerdo impulsado por el gobierno de Cristina Kirchner con Irán apuntaba a “levantar las alertas rojas”, ya que era “el único punto del Memorándum que no necesitaba esperar a que fuera aprobado por el Congreso”.

Hoy, el juez federal Claudio Bonadio dictó el procesamiento con prisión preventiva de la ex presidenta y actual senadora Cristina Fernández de Kirchner por la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman sobre el supuesto encubrimiento en el atentado a la AMIA.

También dictó la prisión preventiva del ex canciller Héctor Timerman, pero por su estado de salud fue beneficiado con prisión domiciliaria; del ex secretario de Legal y Técnica Carlos Zannini, quien fue arrestado esta madrugada en Río Gallegos, Santa Cruz; del dirigente social Luis D’Elía; del militante islámico Jorge Alejandro “Yussuf” Khalil; y del ex líder de Quebracho Fernando Esteche.

“Yo sé que mi vida con esto corre peligro”, le había expresado Nisman a Nercellas meses antes de presentar su denuncia.

¿Cuál es la evaluación que hace del Memorándum?
Yo creo que el Memorándum fue un golpe mortal para la investigación. En las distintas investigaciones que se hicieron, en los distintos lugares del mundo donde se concurrió, se tomaron testimoniales. Pero por sobre todo, el entrecruzamiento de llamadas que indicaba cómo se había triangulado, desde el teléfono del comisario Miguel Ángel Márquez, las llamadas a los centros de Hezbollah. Es decir, la cantidad de prueba que se había acumulado para imputar a los iraníes que se encuentran señalados en la causa como responsables en el atentado son tantas y tan inmensas.
Cuando dicen que el atentado no está esclarecido me hace un poco de ruido. Yo creo que hay muchas cosas que están esclarecidas. Lo que no hay es la voluntad o la decisión de ir detrás de esas cosas esclarecidas para que tengan la consecuencia punitiva que corresponde. Pero tienen nombre y apellido determinados tramos del atentado y además tiene una cantidad de pruebas sumamente importantes.
Esta fue una de las razones por las cuales yo cambié mi opinión dogmática sobre si es bueno tener un juicio en ausencia o no, porque creo que en un juicio en ausencia podríamos ver sobre la mesa la cantidad de elementos por los cuales nosotros decimos que ellos son los responsables. Creo que sería muy bueno para toda la sociedad ver de pronto, que lo que se está diciendo no fueron nombres elegidos al azar ni fue una mañana en que nos levantamos con la idea caprichosa de hacer responsable a Irán de este atentado, sino que fueron datos objetivos, obtenidos con muchísimo trabajo, muchísimos kilómetros recorridos, muchas angustias transcurridas para poder ponerle nombre y apellido a cada tramo. Por eso dio mucho enojo, por lo menos a mí en lo personal y alguna parte de la sociedad, el Memorándum, porque el Memorándum no sólo se pactaba con los asesinos, sino que se pactaba para dejarlos libres, se pactaba para que no tuvieran la consecuencia del acto que habían realizado. No cabe ninguna duda, desde mi mirada, que el objetivo era levantar las alertas rojas, el único punto del Memorándum que no necesitaba esperar a que fuera aprobado por el Congreso, pese a que ellos sabían que el Congreso lo iba a aprobar ya que respondían a las órdenes del Ejecutivo. En ese momento no había ni debate ni opiniones individualizadas sino que se respondía en bloque al deseo del Ejecutivo, o sea que el Memorándum iba a ser aprobado.
El único punto que no requiere de esta aprobación del Congreso es el 7, en donde hay que notificar a INTERPOL el acuerdo entre las partes.

De acuerdo a su interpretación la firma del Memorándum no tuvo nada de ingenuidad.
Nada, yo tuve la primera noticia de la existencia de estas conversaciones por boca de (José) Pepe Eliaschev. Antes de que él publicara el artículo, me reuní con él en 2011 y me mostró los elementos que tenía para llegar a las conclusiones a las que llega en su artículo periodístico. Yo le dije que de ese acuerdo y aquellos encuentros no sabía nada, pero todo esto, es decir la forma en que venían hilados los acontecimientos, la información que a él le pasan, tiene que ver con los elementos de cargo que señalaban a los iraníes. Y eso es verdad, porque yo estuve en esto, yo participé. Por eso es cierto y ahí decide la publicación.
El día que nos enteramos de la firma del Memorándum yo no tuve ninguna duda en decir: ‘es traición a la patria’. Fui la primera persona en decirlo. Recuerdo que fue frente al entonces presidente del Congreso Judío Latinoamericano, Jack Terpins, en una reunión donde le dije: “No es encubrimiento, esto es traición a la patria”. Y no tengo ninguna duda que fue un acto de guerra contra nuestro país, porque un Estado atacó a otro Estado. Si vos te aliás con el enemigo que te atacó para que quede impune, porque no se buscaba otra cosa que eso, esto es traición a la patria.
Las alertas rojas, ¿cómo pueden ser levantadas? ¿por orden del juez o por acuerdo entre los estados?, y nosotros ¿qué le estábamos notificando a INTERPOL? El acuerdo entre los estados, aún antes de que el Congreso aprobara el Memorándum, puesto en esta forma en el propio Memorándum, es decir, vos le estás notificando una causal para el levantamiento de las alertas rojas a INTERPOL y éste era el primer objetivo que no prospera porque INTERPOL hace que no prospere, pero no porque no estuvieran dadas las condiciones objetivas. El levantamiento de las alertas no se produce, no consuman el daño, sí consumaron el delito, la firma del Memorándum es la consumición del delito de traición a la patria, es la consumición del hecho, no necesitás las consecuencias. La consecuencia es el daño efectivizado, es el agotamiento del daño que el Memorándum iba a producir. Tenemos elementos para acusar a los iraníes, más que para acusarlos, hay elementos muy contundentes para responsabilizarlos, que esos elementos trataron de ser neutralizados con la firma del Memorándum, yo no tengo ninguna duda, y que el Memorándum estuvo dirigido a eso, independientemente que ahora está citada la persona que estuvo presente cuando Chávez le habla, intercede con Irán, porque acá la participación de Venezuela fue vital, esencial, independientemente de esa acreditación, aún sin esa acreditación no tengo ninguna duda que se hizo así.

La denuncia de Nisman, ¿confirmaría su teoría?
Absolutamente. Yo me entero de la denuncia de Nisman también mucho tiempo antes de que la hiciera. Lamentablemente Nisman habló demasiado, y nos lo dijo a demasiada gente. Por eso yo creo que él era un hombre muerto antes de hacer la denuncia. Llegaron tarde, él se apura a hacer la denuncia justamente porque lo sabía, que corría gravísimo riesgo su vida. A mí me dijo textualmente: “Yo sé que mi vida con esto corre peligro, por eso dejé tres copias en tres lugares diferentes de la prueba que tengo”.
Primero que una investigación es para reunir pruebas, el denunciante no tiene por qué llevar todas las pruebas juntas. Pero aparte con la prueba a la que llegó, ya alcanzaba para por lo menos citar a los sospechados a que expliquen por qué hicieron una conducta tan torpe, es decir por lo menos para explicar algunas cosas que son inexplicables. Desde la negación de las entrevistas que sí estaban teniendo, la forma oculta en que se hacían, la interminación de un tercer país para que se hicieran y aparecieran como neutralizadas, hasta el contenido y las razones por las cuales ese punto séptimo del Memorándum no tenía que ser aprobado por el Congreso para ser notificado a INTERPOL.

Tuve una conversación con Alberto y me dijo “que dentro del gobierno había una interna que le suministraba la información” como que no era solo un tema de Stiuso o de los servicios.
Seguro, Nisman tenía además de las grabaciones, otros elementos de prueba que es lo que él me dice que tiene en 3 memorias externas, en 3 lugares diferentes.
Después de la muerte de Nisman, a mí me viene a ver una persona que me dice que tiene una de las copias. Yo le digo: “No la vas a presentar ni vos ni yo, en atención a cómo están las cosas”. Yo no soy héroe, soy simplemente una articuladora de las mejores soluciones que puedo y me parecía que tampoco tenía que hacerlo esa persona. Entonces armé una forma que se podía presentar sin correr riesgo y luego desapareció la persona, nunca más vino.

¿Era una persona que conocía?
Sé quién es, pero no lo voy a decir por razones de secreto profesional. Pero digo sí sé perfectamente quien es, pero nunca más quiso hablar conmigo. En ese momento, muy compungido, me manifestó que tenía una de las copias. O sea que alguna otra copia hay, que todavía la gente no se ha animado a acercar, porque en ese momento con el estupor que causó la muerte me lo contó y se ve que cuando reflexionó, yo le dije: “Ni vos, ni yo” y es más hablé con otras personas para armarlo, lo armé y después que estuvo armado no se animó.

¿De dónde surge la idea de armar el Memorándum?
No tengo ninguna duda que fueron los iraníes y te digo por qué: porque casi la misma propuesta que se termina sellando en el Memorándum, era la que ellos venían ofreciendo hace ya muchos años antes, cuando ellos se quisieron presentar en la causa, cuando se encontraron. Hubo hasta una fotografía con uno de los abogados de los policías, en el Hyatt creo que fue, hablando con los representantes de Irán y ya en esa época ofrecían lo mismo que se termina firmando en el Memorándum. Por eso es que yo creo que la redacción del Memorándum viene del lado iraní, es decir que nosotros hicimos la voluntad iraní sin demasiado filtro.

Hablemos de Nisman, ¿él intuía su muerte?
La verdad tengo un cargo de conciencia porque cuando él me dice “en esto se me va la vida, me puede costar la vida”, me maté de risa y le contesté: “No seas dramático siempre querés ser vos el eje del problema y ahora el eje del problema es el atentado, el memorándum y las víctimas, no vos”.

¿Cuándo fue eso?
Bastante antes, unos cuantos meses antes. Yo creo que sabía lo grave, pero yo me siento mal de haberme reído, pero como él era muy histriónico. La verdad que se lo dije creyendo que se estaba poniendo en víctima, no pensé que un gobierno era capaz de consentir, digamos, la muerte de un fiscal. Pese a todos los rumores de otras muertes y de otros hechos y todo lo que venía haciendo ya mucho ruido en el punto que la vida no era un bien jurídico respetado por ellos, nunca pensé que la vida de Alberto podía serles indiferente. Por eso la verdad que me sentí mal, pero no tuve ninguna duda que fue homicidio. Yo estaba invitada el día lunes al Congreso, entonces ese día a la noche, serían las once y media, once de la noche, me llaman varias personas para contarme lo del tweet “hay incidentes en la casa de Nisman”. Cuando a mí me dicen que “hay incidentes en la casa de Nisman”, yo dije “lo mataron”. Todos creían que yo sabía algo y yo no sabía nada. ¿Qué incidente puede haber en la casa de Nisman?, “si hay algún problema es porque lo mataron” y desde ese momento que dije lo mataron hasta hoy, sigo pensando que lo mataron. No existe ninguna otra posibilidad. Es más, yo le había mandado un mensaje a Alberto, que me contestó y que lo tengo en mi celular. Un mensaje por el tema de la denuncia, y él me contesta: “El lunes nos vemos”. Incluso, yo tenía sus tres celulares y él contestaba en los 3, en uno yo le mandé un mensaje de texto y me contestó. Y ese mensaje no está en ninguno.

¿Cómo cierra todo este capítulo entre AMIA, Memorándum y Nisman? ¿Creé que algo se va a esclarecer?
Creo que en el tema atentado hay un montón de elementos como para que pudiéramos avanzar en la investigación. De la parte externa, es decir lo que tiene que ver con los iraníes, creo que sería de mucha importancia para la sociedad. A lo mejor no para la consecuencia punitiva porque la pena no se les va a poder aplicar si ellos (los acusados) están allá. Pero para la sociedad que se pueda ver qué es lo que se averiguó y por qué se dice lo que se dice. Es decir para que no sigan repitiendo que no hay nada en la causa, cosa que no es verdad. De la parte interna, no se entiende que pasó en la local, no se entiende por qué se investigó solamente a (Carlos) Telleldín. El atentado es todo, el atentado es quién le dio el contenedor de la bomba, es quién armó la bomba, quién mandó a poner la bomba y quién financió ese atentado.

¿Qué interpretación hace frente a la falta de resolución de los atentados a la Embajada de Israel y la AMIA, como la falta de respuesta de Irán y la falta de esclarecimiento de la muerte de Nisman?
No sé lo que pasa, pero evidentemente hay una sensación de que todos los hechos graves quedan impunes y, por eso, también se actúa con tanta negligencia. La cantidad de indicios que hay para asegurar que el Memorándum fue un acto doloso de traición a la patria, es porque justamente la impunidad hizo que los que suscribieron ese pacto, ni siquiera se cuidaran de disimular que se trataba de un acto legítimo. Dejaron sus huellas en todo el recorrido del Memorándum para acreditar que este es un acto de traición a la patria, es decir, no hay ninguna duda con todas las huellas que dejaron.

¿Por qué existe la sensación de que todo está perfectamente encapsulado y no se le puede entrar por ningún lado a los iraníes para llegar a la verdad?
Porque es lo que están viendo, lo que siente la sociedad es una fotografía de lo que está ocurriendo, están viendo la foto de lo que está ocurriendo, no se le puede entrar por ningún lado, cuando le entrás por algún lado, alguien te impide seguir trabajando.

¿Tan perfecto puede ser esto?
Perfecto no es, pero los indicios son absolutamente rigurosos. Pero desde algún lugar deberemos sentirnos tranquilos, el día que digan sin ninguna discusión que lo de Nisman fue un asesinato, quienes fueron los asesinos, yo no sé si se es una respuesta que vamos a conseguir. Podemos sospechar, lo podemos imaginar, yo tengo mi propia teoría, cada uno tiene la suya, pero esto probarlo judicialmente va a ser un poco más difícil.

¿El ejecutor o el ideólogo de la muerte de Nisman?
El ejecutor, pero creo que están muy cerca el ejecutor y el ideólogo. En lo que sí fueron muy eficientes, las autoridades del aquel momento, fue en borrar las huellas del autor del hecho, lo que hicieron en el departamento de Nisman inmediatamente de muerto, que inmediatamente fue en la mañana o en la noche del sábado, o en la mañana del domingo, es decir fueron muchas horas de ventaja que tuvieron los ejecutores del asesinato en relación a la justicia. Todo lo que se usó para confundir existe y el hecho de la existencia de un arma amiga en el lugar del crimen es la mejor forma para confundir la investigación. No es casualidad que existiera una arma amiga ahí adentro. Nisman no necesitaba del arma de Lagomarsino si quería suicidarse. Además no se la hubiera pedido en esa forma y no se hubiera matado como se mató. Todos lo que lo conocimos y sabemos un montón de cosas de su personalidad y la forma en que el cuidaba su estética y su figura y todas sus cosas, te dan de patada con la forma de esa ejecución.

¿Qué reflexión final hace de la causa AMIA y la muerte de Nisman?
Para resumir, autoría intelectual de Irán, claramente acreditada en el expediente. Memorándum intentando ocultar esa autoría y dejar fuera de la mirada de sospecha en la justicia a los iraníes y la muerte de Nisman como consecuencia de su tozudez en seguir insistiendo en que los iraníes fueron, cuando la voluntad política era otra. Además creo sobre Nisman que cuando algunos dicen “…no porque si hubieran mandado a matar a Nisman le causaba mucho daño…”, más daño le causaba Nisman vivo a Cristina y a todo el gobierno, que Nisman muerto.
  • Imprimir
  • enviar
  • Disminuir tamaño texto
  • Aumentar tamaño texto
  • Compartir

comentarios

Deje su comentario







Por favor, ingrese el siguiente código y luego haga click en botón de envío. Gracias.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

en las redes sociales

Facebook
Twitter
YouTube

newsletter

Reciba toda la información por
su casilla de e-mail.


Suscríbase desde aquí »

MANDE SUS DESEOS AL MURO

EDICION IMPRESA

Copyright 2010 ITONGADOL | Todos los derechos reservados

ezink | web applications